spot_img

Vídeo: Alfaship vuelve a cumplir con satisfacción de Jan De Nul en el puerto de Las Palmas




Willem van Rubroeck fue un monje holandés que viajó a Oriente Medio y al imperio mongol, donde conoció al Khan, en el siglo XIII. Su relato de viajes todavía se considera una de las piezas literarias medievales más importantes. Pero, para piezas, las que hay en el puerto de Las Palmas antes de ir a Mauritania con un contrato de la SNIM donde dragará un total de 3 millones de metros cúbicos de suelo durola ciudad portuaria de Nouadhibou. Entre septiembre y octubre, regresará a Nouakchott para completar las obras de Arise.

Y es que el impresionante buque Willem Van Rubroeck culmina este mes de agosto con presencia en Las Palmas atendido por Alfaship. Se trata del buque más más grande de la flota de la compañía belga. Para realizar esta noticia no ha mediado intercambo comercial alguno. Es una draga de corte y succión que cuenta con una potencia instalada total de 40.975 kW, tres bombas de dragado de 8.500 kW cada una, una capacidad de corte de 8.500 kW y una profundidad de trabajo operativa de hasta 45 metros.

Fue construida para dragar en suelos rocosos muy duros. Y gracias a su tamaño, esta embarcación puede hacer frente a condiciones más difíciles, como olas muy altas y condiciones climáticas más desafiantes.

Es conocida internacionalmente por ser la primera draga del mundo en cumplir con las normas medioambientales más estrictas, las Euro V. Esto la convierte en la más ecológica del planeta y marca un nuevo hito en Alfaship ante Jan de Nul en su camino hacia la sostenibilidad. Antes de llegar a Las Palmas el buque se dirige a al Puerto de Nouakchott, donde Arise Mauritania está realizando una profundización del canal de acceso a ese recinto, la cuenca del recinto marítimo y el nuevo atracadero junto a la nueva terminal portuaria de Arise con la asistencia de las barcazas Pinta, Boussole, L’Aigle y Le Guerrier.


Últimos artículos

Contenido relacionado