spot_img

Vídeo: el disparate del coronel Pedro Baños sobre los puertos de Canarias y el Sahara




El coronel en la reserva del Ejército de Tierra y autor de diversos libros sobre estrategia geopolítica, Pedro Baños, ha soltado una perla sobre el puerto de Las Palmas en una comparecencia parlamentaria pedida por Vox (en una anterior ocasión fue por el PSOE) apuntado que Marruecos pretende enjaular al puerto de Las Palmas desde Dakhla, al norte de Mauritania. Baños, que este mes de octubre tiene prevista una conferencia en la ULL de Tenerife, desconocería que el hielo que llega al puerto de Las Palmas procede de El Aaiún o que el socio de Cepsa en Marruecos, segunda fortuna del país, es un empresario saharaui de Las Palmas con residencia en la Plaza de España de la capital grancanaria.

Marruecos ha iniciado una agenda para restar peso a Francia en África occidental, mercado que París tiene bloqueado por tierra, mar y aire a las empresas canarias. El capital canario asiste a este cambio de estrategia en Marruecos con la siguiente esperanza: que ese cambuio ayude a las empresas andaluzas radicadas en Tánger y Kenitra así como a las ingenierías canarias que operan en Marruecos. De entrada, el puerto de Dakhla se ha adjudicado a una empresa marroquí y no francesa.

¿Por qué no levanta cabeza Canarias en África? Las aseguradoras francesas de exportaciones dominan el mercado y en España no se aseguran esas operaciones. Cuando una empresa canaria opta a un negocio en área CFA, la banca francesa no guardaría el celo adecuado en cuanto a avales para optar a concursos públicos. Y, en contexto, Baños afirma que Marruecos pretende bloquear el crecimiento del puerto de Las Palmas desde Dakhla como si las terminales de inteligencia económica francesas en África occidental no existiesen.

Las palabras de Baños más que generar reacciones contrarias en Marruecos han sido tomadas con humor en redes sociales y en Youtube ha habido mofa al asegurar que «ampliaron sus aguas internacionales de forma unilateral, sin depender de nadie, hasta su solapamiento con aguas territoriales españolas». Basta ver el permanente rescate de pateras en la costa del Sáhara para comprender que esa maniobra de Rabat no se ha ejecutado en los términos conspiranoicos que siempre hay en la España continental o, para ser más exactos, Península hispanoparlante, Ceuta, Melilla y Baleares.


Últimos artículos

Contenido relacionado