Vicente Marrero: la pandemia muestra el valor de la experiencia compartida en el CES de Canarias

Unanimidad empresarial para que Vicente Marrero sea presidente del Consejo Económico y Social de Canarias. Que la institución regrese al periodo en el que presidentes como Alberto Cabré crearon un auténtico órgano consultivo es vital para la reconstruucción de la economía de Canarias tras la pandemia del Covid 19, que se espera que acabe a efectos empresariales en 2024. El CES de Marrero en Canarias necesitará una dedicación exclusiva y mayor aceleración en los informes consultivos para que no parezca un geriátrico de funcionarios.

El presidente de Femepa ha obtenido esta semana el apoyo empresarial con una promesa de restaurará el esfuerzo en la economía canaria. El comandante en jefe del Cluster Marítimo de Canarias ya está jubilado y es poco probable que siga en el cargo dado que en Astican es un directivo de escasas competencias ejecutivas. Por ahora, Vicente Marreo parece tener los ases. Tiene una mayoría que le apoya para ser presidente del CES de Canarias y se espera que la economía, estimulada hasta las entrañas, rugirá a medida que avanza 2022.

La economía canaria podría volver a niveles de 2019 en el año 2022 cuando se espera un crecimiento del PIB del 9,6 por ciento, pasando previamente por un incremento del 8,1 por ciento del PIB en 2021 aunque siempre muy dependiente de la evolución de la pandemia y de la inmunización de grupo derivada de la vacunación.

Marrero tendría su trabajo más fácil en el CES si se produce una vacunación masiva, rápida y eficiente que permita alcanzar cierta inmunidad de grupo antes de verano de 2021 se iniciará una recuperación ntensa. De todos modos, este año ha comenzado de manera incierta, por lo que no descarta una contracción de la economía en el primer semestre del año motivada por la segunda y tercera ola de la pandemia.

Así, se prevé estar en estancamiento en el primer trimestre del año, en el segundo trimestre de este 2021 sí se espera que en la medida de que se produzca una flexibilización en la movilidad dentro de España, sobre todo, haya un crecimiento del 2 por ciento, lo que repetido durante cuatro trimestres sería un crecimiento del 8 por ciento en el año, matizando que donde se vería mayor incremento sería en el tercer y cuarto trimestre.