spot_img

Valaris DS4 se larga de Las Palmas esperando un renacimiento del petróleo

La plataforma Valaris DS 4 salió esta semana de Las Palmas rumbo a Hunterston tras someterse a una terapia de puesta al día sin saber claramente qué futuro le espera a la embarcación dada la quiebra de la empresa. La compañía con sede en Londres había sido candidata a la bancarrota durante los últimos meses en medio de los bajos precios del petróleo y un accidente de plataforma, como informó Reuters por primera vez en abril.

La cartera de pedidos indicada por la compañía para el tercer trimestre de 2020 es de 1.200 millones, es decir, una miseria para las cifras que se mueve en el mundo de las extracciones. Hasta que no legue un momento en que un entorno más equilibrado que favorezca nuevamente a la industria de la perforación en alta mar, las operaciones en Las Palmas están a la baja.

Valaris Plc y algunas de sus subsidiarias directas e indirectas presentaron el 19 de agosto de 2020 peticiones voluntarias de reorganización bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras de los Estados Unidos en el Tribunal de Quiebras del Distrito Sur de Texas. La compañía llegó a un acuerdo con aproximadamente el 50% de sus tenedores de bonos.

La compañía tiene la intención de utilizar 500 millones durante el período de reestructuración hasta que se finalice el acuerdo. La deuda se canjeará por acciones de una nueva empresa sociedad, reemplazando las antiguas acciones que serán canceladas.


Últimos artículos

Contenido relacionado