spot_img

Un árabe intenta secuestrar un avión para llegar a Canarias




Un vacío en la seguridad y una gran confusión. Este jueves, un joven mauritano que soñaba, según fuentes oficiales, desplazarse a Las Palmas mientras su familia, con continuar sus estudios en Estados Unidos, logró infiltrarse en un avión estacionado en el aeropuerto de Nouakchott (la capital de Mauritania) antes de ser «sometido por la policía».

La Agencia de Información de Mauritania (AMI) indicó en primer lugar que un «estadounidense que afirma tener problemas con el gobierno de Mauritania» había tomado el control de un avión. Un extraño efectivamente «se infiltró en un avión» por la mañana del jueves, confirmó una fuente de seguridad que solicitó el anonimato a AFP, sin dar detalles de su identidad o nacionalidad. Según esta fuente, la aeronave era un Embraer de Mauritania Airlines que ofrecía rutas nacionales.

Se había «mezclado con agentes de una empresa que trabajaba en el aeropuerto, lo que le dio acceso al avión», indicó también la agencia de prensa mauritana. Una vez en el avión, «vacío de pasajeros», había » amenazado con detonarlo», según la misma fuente, que no pudo precisar si el hombre estaba en posesión de armas o explosivos. De hecho, era un joven mauritano, Soulymane Ould Sidi Baba, dijo su familia en un comunicado al final del día.

El último secuestro de un avión en Mauritania tuvo lugar en febrero de 2007. Entonces el hombre, amenazando con un arma, se apoderó de un Boeing 737 de la ahora extinta aerolínea Air Mauritania, que realizaba un vuelo doméstico desde la capital de Mauritania, Nouakchott, a la ciudad de Nouadhibou en el noroeste del país.

El avión fue secuestrado sobre la ciudad de Dakhla, donde fue reabastecido de combustible. Llegó al aeropuerto de Gran Canaria. El secuestrador fue neutralizado durante el frenado de emergencia en el el aterrizaje.


Últimos artículos

Contenido relacionado