Toyota abre su primera planta de ensamblaje de África occidental tras desechar Las Palmas

Ghana, como parte de su programa de industrialización, ha tomado incentivos en la industria para fomentar la producción local de automóviles. Y las grandes multinacionales del sector ven oportunidades para implementar su plan de expansión en el continente. La primera unidad de ensamblaje de vehículos en la subregión de África occidental, ubicada en Ghana por el fabricante japonés Toyota, que finalmente ha desechado la opción de Canarias.

La marca de vehículos más vendida en el mundo había indicado que se había dirigido a cinco países africanos, a saber: Ghana, Kenya, Egipto, Nigeria y Ruanda como polos estratégicos del despliegue de sus producciones en el continente. Sus ambiciones para el mercado de África occidental se materializaron mediante un acuerdo firmado el 30 de agosto de 2019 con el gobierno de Ghana para el establecimiento de una planta de ensamblaje. En noviembre de 2020, finalmente se otorgó una licencia a Toyota Tsusho Manufacturing Ghana.

Construida en la ciudad de Tema, a unos 30 kilómetros de Accra, la capital de Ghana, se espera que esta unidad, que ha movilizado 7 millones para su construcción, libere 1.300 vehículos al año. Aquí, el fabricante planea ensamblar los modelos pickup de la gama Toyota Hilux. Así como otras dos gamas de la marca Suzuki en las que Toyota ha adquirido una participación para ser actualmente el accionista mayoritario. Se esperan unos cincuenta puestos de trabajo en sus primeros años de funcionamiento.

Además de Toyota, varios otros fabricantes de automóviles no insignificantes como Nissan, Renault, Kia, Hyundai y Sinotruk ya se han establecido en Ghana, expresando su deseo de establecerse allí de forma permanente.