Standard & Poor’s: Lomé mantendrá cifras positivas de crecimiento

La agencia de calificación Standard & Poor’s ha pronosticado que el crecimiento real del PIB de Togo, donde se encuentra el puerto de Lomé, se reducirá al 1% en 2020 debido a los efectos nocivos de la pandemia de Covid-19. Pero sigue estando en positivo. «Sin embargo, nuestras proyecciones económicas son inciertas, porque dependen de la evolución de la pandemia. La gran economía informal, que no se tiene en cuenta en los datos oficiales, también hace que el impacto económico sea particularmente difícil de estimar», indica el informe.

Como una pequeña economía abierta, con importantes reexportaciones, continúa con la misma fuente, la economía de Togo es sensible a la demanda de sus principales socios comerciales. «El puerto de Lomé es un centro de transporte entre las economías asiáticas, Togo y los países vecinos sin litoral. La importancia de los sectores de exportación de Togo, principalmente la agricultura (algodón, café y cacao), que representa alrededor de dos tercios de los empleos, y minerales (fosfato, cemento y clínker), hace que la economía sea muy vulnerable a la pandemia», apunta Standard & Poor’s.

Sin embargo, la agencia que mantiene sus calificaciones soberanas B/B y la perspectiva estable pronostica «una fuerte recuperación en 2021 con una consolidación presupuestaria que se reanudará gradualmente». Del mismo modo, la membresía de Togo en la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA) es un factor tranquilizador. Standard & Poor’s se une, en sus pronósticos para el año en curso al Fondo Monetario Internacional que en abril de 2020 en Lomé anunció que el crecimiento sería de alrededor del 1% en 2020.