Socas (Sepcan) declara la terminal de cruceros de Alicante en concursal

El grupo Socas, gestores de los residuos Marpol con Transvirgin o amarradores en el puerto de Las Palmas con Sepcan, ha optado finalmente por seguir adelante con el proceso de desguace financiero de la terminal de cruceros que tiene en Alicante a la vista de que la nueva normalidad no presenta visos de que el negocio del turismo de cruceros pueda dar alegrías a la mercantil Costablanca Portuaria ya que se ha pasado de 75.000 pasajeros de media desde 2014. El 26 de junio regresan los cruceros a Alicante.

Desde 2014 la familia Socas controla la gestión de la terminal de cruceros de Alicante, un asunto que ha llevado siempre con mucha discreción en círculos empresariales portuarios. Con empresas de las islas apenas se conoce cooperación salvo una muestra de jamón extremeño de Montesano (Lanzateide). La concesión es por 20 años y ha cubierto, por tanto, siete a los que hay que añadir una opción de cuatro más de prórroga. Costablanca Portuaria tiene el aval en la concesión alicantina de Maresa (Martín e Hijos), socios en Somar Capital, FCC para servicios y Avore Soluciones para el gasto en publicidad así como Eureka Energía para la gestión y eficiencia e Imasa para estudios técnicos.

Mercado

El italiano nacido en Sicilia Francisco Balbi, el embajador de la familia Socas en todo el circuito turístico de Alicante, señala que “hay que seguir luchando y apostando por el turismo de cruceros porque tenemos la oportunidad de que Alicante se convierta en puerto base de forma definitiva y en referencia del sector, con los importantes beneficios que para la ciudad y la provincia ello puede suponer”. Finalmente, ha apuntado que los cruceros son, dentro del sector turístico, los más perjudicado por la crisis del Covid-19, aunque ha señalado que “esta situación nos ha hecho reflexionar y pensar en cómo podemos mejorar nuestra oferta para estar mejor preparados”.

En 2019 la terminal de los dueños de Sepcan recibió 63.088 pasajeros y ahora nada. El eje en que opera atrae a cruceros que hacen la ruta Málaga, Cádiz y Tenerife antes de terminar en Santos (Brasil). El 26 de junio el buque alemán Mein Schiff (TUI) que hará escala 8 horas en la ciudad procedente de Málaga. La previsión del puerto es que hasta final de año hagan es cala en el puerto 36 cruceros con una media de mil turistas por barco. MSC y Royal Caribean han programado coincidir el 11 de octubre y los días 12 y 26 de noviembre. Hasta el estallido de la crisis sanitaria, se calculaba que el gasto medio diario de un crucerista en tierra en Alicante oscilaba entre los 70 y los 120 euros

Tasas

La empresa familiar propietaria de Tecnavín en la que participa el presidente de Cecapyme se acogió en 2020 a descuentos de tasas portuarias en Alicante del 40% por la pandemia del Covid19. Pero ni con esas. Las desgracias no vienen solas porque en el juzgado de lo mercantil que tramita el concurso de acreedores de Costablanca Portuaria se cree que puede existir margen para dar salida a la plantilla, inmersa en un Erte por el Covid19. El procedimiento, pedido abreviado por Socas, tiene pocos acreedores como la Autoridad Portuaria de Alicante.

Costablanca Portuaria tiene activos cifrados en un millón de euros entre inmovilizado e inversiones en el mercado de capitales; pero es que antes del Covid19 la presencia nula de cruceros en Alicante ya estaba generando problemas a la sociedad. Además, la empresa estaba con la teoría de organizar, en septiembre de 2022, el “See Trade Med“, el evento más importante de cruceros en el Mediterráneo y en Europa al que asisten unas 4.000 personas.

Negocio

Según las estadísticas oficiales, la terminal alicantina de los Socas recibió 45 buques turísticos a lo largo de 2019, con 63.088 pasajeros. Ese balance fue inferior al de 2018, cuando se alcanzaron las 54 escalas con 100.752 cruceristas. El de 2018 se convirtió, de hecho, en el segundo mejor año de la década, solo superado por los datos de 2011, cuando recalaron en Alicante 108.435 visitantes a bordo de 57 barcos.

Lo cierto es que, tras superar el bache experimentado entre los años 2013 y 2014, la terminal marítima ha tenido una evolución ascendente con entre 45 y 55 llegadas anuales y una media que ronda los 75.000 pasajeros. No obstante, las cifras todavía no se aproximan al objetivo que se sigue persiguiendo desde la división comercial del Puerto y la gerencia de la terminal: en torno a 100 cruceros al año, con unos 150.000 visitantes.