spot_img

Sines: el puerto portugués que persigue quitar a Las Palmas su protagonismo en el Atlántico

Portugal no está quieta con el coronavirus. Mirando hacia un futuro más ecológico después de la pandemia, Portugal está preparando un puñado de proyectos multimillonarios que incluyen una nueva planta de hidrógeno y revivirá una subasta solar retrasada en junio. El trabajo para construir la planta de hidrógeno con energía solar cerca del puerto de Sines comenzará dentro de un año y podría atraer hasta 5.000 millones de euros en inversión privada.

Portugal está empleando fondos chinos para fortalecer su oferta portuaria en el mar. La planta podría comenzar a producir hidrógeno, una fuente de energía más limpia que los combustibles fósiles, para 2023 a través de la electrólisis, un proceso que usa electricidad para dividir el agua, y el objetivo es un gigavatio para 2030. El 26 de abril, el Puerto de Sines recibió el buque Eagle Brasilia, un Aframax de doble combustible, que tiene la particularidad de ser alimentado por GNL. De hecho, el uso de este combustible en camiones cisterna es muy raro, particularmente con respecto a los buques que transportan productos derivados del petróleo. El barco procedía del puerto de Sullom Voe, en el Reino Unido, atracó en la Terminal de graneles líquidos para descargar 100.000 toneladas de crudo a la refinería de Sines. El barco tiene una longitud total de 250 metros y tiene aproximadamente 44 metros de ancho, con un calado máximo de 15,1 metros.

Cabe recordar que Sines fue recientemente el escenario para el primer suministro de combustible búnker a los buques, utilizando GNL (en el modo TTS – Camión a barco), realizado en Portugal. También ubicada en Sines es la única terminal en el país dedicada a manejar Gas Natural Licuado.

El gobierno holandés y empresas como EDP-Energias de Portugal (capital chino) y el grupo petrolero Galp ya han mostrado interés en el proyecto. Inicialmente programada para comenzar en abril, la subasta de licencias de 700 megavatios (MW) de nueva capacidad de energía solar ayudaría a Portugal, una de las naciones más soleadas de Europa, a alcanzar su ambición de 7,000 MW de energía renovable para 2030. La primera subasta de Portugal de 1.150 MW de capacidad de energía solar en junio pasado atrajo principalmente a jugadores internacionales, como Iberdrola, Akuo Energy de Francia, Aura Power de Gran Bretaña y Enerpac Projects de Alemania. Estableció un precio mínimo récord por megavatio-hora de 14,8 euros, mientras que el precio promedio de la subasta fue de 20 euros MWh, menos de la mitad del precio base.


Últimos artículos

Contenido relacionado