Senegal: el gas impulsa la descongestión del puerto de Dakar

El gobierno senegalés ha iniciado varios proyectos de construcción de infraestructura portuaria, consciente de la urgente necesidad de descongestionar el puerto de Dakar. Este último se enfrenta actualmente a un problema de capacidad.

El puerto de minerales y graneles de Bargny-Sendou en construcción se entregará en marzo de 2022.
Lanzado en noviembre de 2017, el proyecto, cuyo costo se estima en 520 millones de eurtos, fue confiado a la empresa Senegal Minergy Port, para su realización.

Esta plataforma portuaria está estructurada en 3 terminales. El primero (con una capacidad de 2,5 millones de toneladas) se reservará para el tratamiento de cargas líquidas y servirá como depósito de productos petrolíferos y de almacenamiento de gas. La segunda terminal estará dedicada a la minería en Senegal (fosfatos, hierro, bauxita, circón, etc.). En cuanto al tercero, recibirá bienes como granos ensacados en obra, oleaginosas, calderería y producción de materiales de construcción.

Será un elemento que potenciará todo lo que sean cereales, fosfatos, hidrocarburos y todo lo relacionado con el gas. Se supone que en breve Senegal será un país productor de gas y por eso es importante tener las capacidades de almacenamiento necesarias para este gas.

Además del puerto de Bargny-Sendou, Senegal está desarrollando otro proyecto portuario más grande en Ndayane, que dará forma al primer puerto de aguas profundas del país. La construcción y operación de este puerto, que absorberá más de mil millones de dólares, ha sido confiada al operador portuario de Dubai DP World. Estas nuevas plataformas, una vez finalizadas, deberían permitir descongestionar el puerto de Dakar.