spot_img

¿Quién manda más en los puertos de África subsahariana, Canarias o Amberes?

Mientras en España se ha optado por la cooperación en formación con seminarios pagados por Interreg, camiones contraincendios y esperas eternas a que financie la UE frigoríficos en Mauritania o accesos a mercados de pulpo de segunda clase en aguas templadas al sur de Senegal, Bélgica no renuncia a tener el dominio de sus negocios marítimos en África de forma directa. La cantidad de carga transportada anualmente entre África occidental y el puerto de Amberes es ya de casi 17 millones de toneladas. El puerto de Amberes está presente, gestionando, seis puertos en Nigeria, el puerto de Cotonú en Benin y Abidjan en Costa de Marfil.

Cotonú es uno de los puertos marítimos más importantes de la región, manejando el comercio con Burkina Faso, Níger y Mali. Para desarrollar y ampliar aún más esta posición, el gobierno ha decidido contratar temporalmente la gestión del puerto a la Autoridad Portuaria de Amberes. Desde 2018, el Puerto de Amberes ha apoyado al puerto de Cotonú en la modernización de sus instalaciones y en la expansión del puerto. Este papel lo desempeña el Puerto de Amberes Internacional (PAI), una filial del Puerto de Amberes.

Kristof Waterschoot, consejero delegado de PAI y APEC, explica a Puertos928 que «gracias a la creciente economía ha habido un aumento sustancial en el volumen del comercio con Europa». El puerto de Amberes y el puerto de San Pedro en Costa de Marfil colaborarán en los próximos años para gestionar una mayor expansión de este centro comercial de África occidental. San Pedro, el principal puerto de cacao del mundo, tiene el objetivo de desarrollarse a nivel regional para convertirse en un punto de acceso logístico para el manejo de productos como fertilizantes, anacardos y cacao, entre otras cosas. Para lograr esta ambición, en 2020 comenzarán los trabajos de construcción de una plataforma logística bajo el nombre de San Pedro Logistique.

Parte del coste de capital será financiado por el Puerto de Amberes. Si bien PAI ya ha estado activo en África occidental durante muchos años, esta será la primera vez que realiza una inversión financiera en la región. Ya en 2011, los puertos de San Pedro, que dirige Hilaire Lamizana, y Amberes firmaron un acuerdo de colaboración entre ellos. Desde entonces, el volumen de carga manejado por San Pedro se ha expandido a 4.9 millones de toneladas anuales, se ha elaborado un plan maestro para el desarrollo del puerto, se han desarrollado zonas logísticas y se ha llevado a cabo una promoción mutua. Este saldo positivo ahora ha llevado a las partes a renovar el acuerdo por un período adicional de cinco años.

Inversión

Uno de los componentes del plan maestro para el desarrollo del puerto de San Pedro es la creación de una plataforma logística. El grupo belga Sea-Invest, que ya opera en Costa de Marfil en el puerto de Abidjan, liderará esta iniciativa.

«Es la primera inversión concreta del puerto de Amberes en África occidental», dice Eddy Bruyninckx, consejero delegado de la Autoridad Portuaria de Amberes. «Con este compromiso claro estamos enfatizando nuestra creencia en el potencial de San Pedro. Su ubicación geográfica y sus conexiones con Liberia, Guinea y Malí representan enormes beneficios potenciales para Amberes, que ya es el líder del mercado para África occidental», concluye.


Últimos artículos

Contenido relacionado