spot_img

¿Qué han fumado en Sanidad para cuestionar la eólica de Equinor en el puerto de Las Palmas?




Un exalto cargo de Coalición Canaria de esos de perfil técnico del Régimen del 93 ahora con poder de firma en el BOC con el PSOE ha descubierto la pólvora. Se llama José Juan Alemán y es director de Salud Pública de Canarias bajo las órdenes de Blas Trujillo, consejero de Sanidad de Canarias. El departamento de Alemán ha presentado disparatadas alegaciones a un plan que, de entrada, generaría un posible aumento del PIB de Canarias de hasta 780 millones de euros con cerca de 3.400 puestos de empleo de alta calidad, buena parte de ellos en el puerto de Las Palmas en el sector de reparaciones.

El departamento de Alemán ha realizado una batería de alegaciones contra Floating Offshore Wind Canaria de Equinor, de aproximadamente 225 MW, que generaría entre 1.000 y 3.000 empleos de naturaleza temporal durante las obras (2-3 años), y cerca de 200 empleos permanentes (directos, indirectos e inducidos) en Gran Canaria en la fase de explotación de hasta 20 años). En el puerto de Las Palmas y Arinaga generaría 123 puestos de trabajo permanentes y hasta 600 puestos de trabajo en la fase de construcción.

¿Realizar un estudio de opinión de la población afectada que legitime el proyecto?

Salud Pública ha remitido el Gobierno central una propuesta al hilo de la potencia eólica que Equinor, que tiene la declaración de interés general del Gobierno de Canarias desde 2019 cuando Alemán ocupaba esas mismas responsabilidades que en 2021 aunque con otro signo político, y es el siguiente disparate que contraviene cualquier principio de lógica en Occidente: «La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias considera obligatorio realizar un estudio de opinión de la población afectada que legitime el proyecto, valorando el conjunto de los parques proyectados». Sin anestesia.

Otra de las cuestiones que propone el departamento de Blas Trujillo es «que deberán aportarse medidas reales de ruido previas a la implantación del proyecto en los límites de zonas habitadas cercanas, y estimar los niveles de ruido que se generarán en la vecindad con los modelos computacionales disponibles, cuando los aerogeneradores estén instalados, para que determinen si los niveles acústicos percibidos cumplen la normativa vigente». ¿Quién vive al lado unos molinos previstos a seis, mínimo, kilómetros en la costa?

Adoptando en papel de activistas medioambientales, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias «pone de manifiesto la necesidad de considerar el impacto visual producido por el conjunto de proyectos similares previstos en la zona» que «supongan alguna condición o determinación sobre el impacto que puede producir el proyecto sobre el paisaje». También entra el cuestiones deportivas. La disparatada Dirección General de Salud Pública sostiene que es preciso atender «con respecto al oleaje y las mareas, y su afección a otros usos, como la práctica de windsurf en Pozo Izquierdo de proyección internacional». De las lesiones medulares o sordera que provoca ese deporte Salud Pública no dice nada.

¿Te puedes creer?

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias considera «imperativo» realizar un análisis «del impacto social y al turismo» y «otros impactos sobre la población, incluyendo la afección sobre el turismo y las playas, las actividades acuáticas y recreativas, la pesca y acuicultura, expresados en pérdida de empleos y de actividad económica» e «impactos sobre las actuales estrategias de desarrollo local o rural» como las «eventuales incompatibilidades».

Entra en el plano económico para instar a que Equinor aclare la «estimación del empleo y nuevas actividades económicas que el proyecto generará en las poblaciones locales afectadas en fase de explotación» porque «se tendrán en cuenta las posibles incidencias sobre la actividad turística del término municipal de Santa Lucía de Tirajana, concretamente la actividad de windsurf en Pozo Izquierdo, de reconocimiento nacional e internacional, tal y como expone el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana».


Últimos artículos

Contenido relacionado