spot_img

¿Qué ha cambiado en el negocio portuario tras la marcha de Germán Suárez?




La fecha del cuatro de mayo en el Puerto de Las Palmas tiene como referencia más directa el fallecimiento del prócer portuario Germán Suárez. El presidente de Astican y Astander manejaba con mano de hierro pero guante de terciopelo los intereses portuarios en defensa del interés general. En la empresa no hay cambios: el poder sigue como estaba antes porque Suárez había dejado la operativa a su hija Ana Suárez y a su hijo del mismo nombre. Apenas han tenido tiempo de asimilar el fallecimiento y este 2020 no se puede realizar misa oficial al estar registrigidos los movimientos por la pandemia del coronavirus.

Apenas hay cambios internos pero sí externos. El PSOE controla la presidencia de Canarias tras un ‘antipacto’ entre PP y CC que colocó a Ángel Víctor Torres en la presidencia regional. Ha regresado Luis Ibarra como presidente del Puerto de Las Palmas (PSOE) y la crisis se ceba con el negocio clave del grupo: las reparaciones navales de plataformas petrolíferas se funde porque el descenso de los precios del petróleo. Astican tiene algunos escudos térmicos como sus inversiones en el sector servicios y TIC. El holding familiar mantiene ingresos estables en las decenas de empresas en las que participa.

Lobbys 

En Las Palmas la noticia portuaria del año ha sido la denuncia de presiones por parte de funcionarios que han reclamado a grupos de interés que se alejen de seguir presionando en sus decisiones. Se sigue dirimiendo en los juzgados denuncias de operadores por problemas de competencia e injerencias del sector privado en decisiones administrativas. El paso atrás de Boluda en el Puerto de Las Palmas ha sido significativo. Las presiones para mantener un operador exclusivo de remolcadores y evitar la competencia con la empresa que dirige Patric Ruschenpöhler, Fairplay, ha generado un daño reputacional que se deberá solucionar con la reorganización posible de la composición del consejo de administración del Puerto de Las Palmas.

El mal de Panamá

Precisamente, Astican y Boluda han creado un operador en el último año para dar multiservicios llave en mano en su ámbito de influencia. En el ámbito internacional, Astican ha retomado su agenda de presencia internacional. Panamá, país que ya estuvo siendo sondeado hace algunos años, ha vuelto a la estrategia de crear sinergias. Para la visita a Panamá Astican, según la agencia Efe, recurrió a Guillermo Liberman, hijo del multimillonario empresario argentino Samuel Liberman, con intereses en Panamá en el negocio portuario, la hípica y los bienes raíces, era uno de los empresarios que habría tenido constante comunicación con Varela, presidente panameño.

En Panamá existe el ‘VarelaLeaks’: filtraciones masivas de conversaciones de WhatsApp Guillermo Liberman pedía el salvoconducto al entonces presidente Juan Carlos Varela con el poder económico. «Algunos empresarios pedían favores, exigían torcer el brazo de sus enemigos políticos y solicitaban información privilegiada para verse favorecidos con la ejecución de obras estatales». Varela dijo que son comunicaciones privadas, divulgadas sin su autorización, y en algunos casos han sido «distorsionadas, alteradas y manipuladas con la clara intención de hacer daño». El presidente panameño, Laurentino Cortizo, fue quien recibió a la misión de Astican, según Efe, en enero de 2020.

Semanas antes de ese encuentro entre Astican y Cortizo, la Fiscalía General del Estado de Panamá interpuso una denuncia contra el expresidente Juan Carlos Varela y el consultor Guillermo Liberman por el supuesto delito contra la Administración Pública en la modalidad de tráfico de influencia, revelado tras el escándalo de los VarelaLeaks, en el que cual se revelan conversaciones que sostenía Varela con el empresario, informa la prensa panameña.

«Me interesa, sobremanera, conocer esa definición por dos razones. Para ver la posible afectación de nuestra área y para tener buen acceso peatonal a la estación», decía en uno de esos mensajes Liberman al presidente panameño tras preguntarle por cuestiones relacionadas con obras de infraestructuras del Ministerio de Obras Públicas de Panamá. Como el mandatario le dijo que los asuntos portuarios los manejaba él en persona, el asesor respondió: «Entonces mejor».

Capital riesgo

Liberman estaría vinculado a la portuaria PSA Panamá International Terminal, que tiene su matriz entre Singapur, y Terminal Investment Limited Sàrl, de Suiza. PSA Panamá lleva activa desde 2010 como empresa subsidiaria de PSA International, uno de los grupos portuarios líderes a nivel global, y opera una terminal de contenedores en el Puerto de Rodman, en Panamá, con salida al Pacífico. Tiene una terminal en Sines (Portugal). En el contenido del mensaje al que ha tenido acceso Puertos928 Liberman recuerda que es para «entender qué área me afecta para saber la superficie disponible para alquilar o construir».

En el ámbito financiero, Grupo Unión Martín, que tiene acuerdos con La Luz Market, ha completado la compra de una participación significativa en la compañía pesquera mauritana Societé Mauritanienne por la Peche Industrielle (SMPI), que cuenta con tres buques pesqueros congeladores y una capacidad de pesca de carga de 700 toneladas anuales. Como parte fundamental del acuerdo, su socio y gestor mauritano, el Mohamed Lemine Laroussi, retiene una participación y continúa al frente de la gestión de la compañía.

Petróleo por los suelos 

A medida que las compañías petroleras internacionales (COI) luchan con una caída histórica en los precios del crudo, un aumento de la piratería también está a punto de amenazar las cadenas de suministro. El primer trimestre de 2020 vio un aumento en la piratería en todo el mundo, con 47 ataques en comparación con 38 para el mismo período del año pasado, según la Oficina Marítima Internacional (IMB).

Los tres operadores de reparaciones se enfrentan a despidos de plantillas. Comunicado a principios de mayo Moody’s sentenció: «los bajos precios del petróleo y la escasez de almacenamiento afectarán más directamente a las empresas de exploración y producción (E&P) y de servicios de perforación de petróleo (OFS), particularmente a los emisores con calificaciones más bajas con requisitos de refinanciamiento significativos en 2020-21″. Hay reparaciones si existe un buen precio del crudo.

Para colmo, el Golfo de Guinea, un centro de producción rodeado por ocho países exportadores de petróleo en África occidental y clave en Las Palmas, se ha convertido en un punto caliente global, representando ya el 90% de todos los secuestros en el mar. El Golfo de Guinea ahora ha superado áreas más conocidas como el Estrecho de Malaca, una vía fluvial que separa Malasia y Singapur de Indonesia – para convertirse en el punto de acceso mundial. Algunos no expertos dirán que no afecta a Canarias pero la perspectiva de asistencia internacional es igualmente remota ya que las rutas de envío internacionales evitan el Golfo de Guinea. Tanto los operadores regionales de envío como los de petróleo y gas anuncian interrupciones en las cadenas de suministro, rutas y mayores costes, ya que serán necesarios más pagos de rescate para liberar a las tripulaciones.


Últimos artículos

Contenido relacionado