spot_img

¿Qué fue de la inversión logística de Juerui Industry? Humo

Se anunció a bombo y platillo pero al final ha sido un fiasco. Y eso no tendría nada que ver con la pandemia del Covid19 dado que es resultado de una prospección comercial de 2017. Esto viene a cuento de que hay cosas que sí salen. China National Fisheries Corporation ampliará su presencia en el puerto de Las Palmas con un almacén de recambios y otros materiales en el área funcional 4 con 1.000 metros cuadrados.

En una visita al Cabildo de Gran Canaria en 2017 el grupo decía no seguir «un modelo de decir buenas palabras y no hacer nada», por lo que va a estar los próximos meses «estudiando seriamente» los beneficios de crear esta delegación. Todavía están esperando. El grupo empresarial aseguraba estar orientado a «la actividad bancaria y de inversión», tanto en «el sector tecnológico como de exportación de varios sectores», detallaba. En principio, en 2017 se sostenía que «la idea es la de crear una central de almacenamiento para la distribución desde China a África», aunque tal y como ha explicado «el segundo paso podría plantear la fabricación de productos».

Lo de Juerui formó parte en 2017 de esos disparates que se anuncian y nadie hace seguimiento. En noviembre de ese año una delegación de seis empresas chinas, liderada por representantes del Grupo Juerui, fue al Cabildo de Gran Canaria para estudiar las condiciones de Zona Especial de Arinaga para convertirla en plataforma de distribución hacia África occidental.

El representante del grupo empresarial, Jin Lin, expresó su interés en Gran Canaria para establecer un lazo comercial entre China y el norte de África, específicamente en Arinaga «por las condiciones y ventajas» para establecer una base de operaciones comerciales «como centro de comercio logístico y tecnológico» con representación de varios sectores, «como el textil, tecnología, material de construcción», entre otros.

Tal y como explicaron entonces los representantes chinos a las autoridades canarias «los diferentes miembros del grupo han querido viajar desde Shanghái a la isla para analizar las posibilidades y ventajas fiscales de establecer su actividad económica hacia África Occidental desde Gran Canaria», un proyecto que cada vez ven «como más positivo» debido a «las mejoras en las condiciones para el proyecto que ofrece la Zona Especial de Arinaga».

Aunque la empresa no quiso adelantar datos de inversión y creación de empleo en la isla, sí ha destacado que «cada empresa tiene como objetivo crear una actividad con al menos cinco empleados», un número que se delimitará «según el proyecto por empresa y las condiciones económicas y fiscales».

El gol que metieron los chinos al Cabildo de Gran Canaria no se conocía. Entonces Antonio Morales recordaba «la vinculación estrecha con el pueblo chino a través de logística, pesca en nuestros puertos o relaciones culturales a través de San Mao o el Instituto Confucio», un «lugar de encuentro de todos los lugares del mundo» por contar con «espacios para el diálogo entre las culturas china y grancanaria».


Últimos artículos

Contenido relacionado