spot_img

¿Qué empresas portuarias piden el rescate a la SEPI?

Al menos tres empresas radicadas en Canarias especializadas en servicios en el Puerto de Las Palmas, una de ellas de reparaciones navales, ha pedido datos sobre el proceso de entrada de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en su capital, es decir, para beneficiarse del fondo de 10.000 millones de euros creado para apoyar a compañías solventes y estratégicas afectadas por la covid-19.

La decsión será del consejo de ministros aunque la comisión que determina está formada por el vicepresidente del holding público, Bartolomé Lora; la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva; la subsecretaria del Ministerio de Hacienda, Pilar Paneque; el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco; la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el secretario general y del consejo y director de Asuntos Jurídicos de SEPI, Javier Loriente.

Las peticiones piden compensar el impacto de la emergencia sanitaria en el balance de empresas no financieras solventes y consideradas estratégicas para el tejido productivo y económico. La financiación de operaciones con cargo al fondo se configura como una intervención de último recurso una vez constatada la imposibilidad del beneficiario de mantener su actividad sin apoyo público.

Las operaciones podrán tomar forma de cualquier instrumento de capital y/o de instrumentos híbridos de capital y de, manera complementaria, también podrá materializarse el apoyo a través de otras facilidades crediticias. En cumplimiento de los requisitos de transparencia europeos de las ayudas estatales, el Estado deberá publicar el nombre de los beneficiarios y la cuantía de la ayuda concedida en un plazo de tres meses desde la realización de la operación de apoyo público.

La empresa beneficiaria, estará obligada a publicar también en sus portales corporativos información sobre el uso dado a la ayuda recibida, en el plazo máximo de un año desde su concesión. Por su parte, la SEPI comunicará a Hacienda con carácter mensual las operaciones realizadas a través del fondo, contenido que formará parte del informe anual que presentará al Consejo de Ministros para su posterior comunicación a la Comisión Europea.

Parte de esta actividad se debe a que el mercado del petróleo se ha parado porque la ausencia de señales agrava la desaceleración del verano. El comercio de petróleo de los fondos de cobertura se secó en gran medida la semana pasada, ya que la desaceleración normal de las vacaciones de verano se vio agravada por la ausencia de precios o señales fundamentales sobre la dirección futura del mercado.

Los fondos de cobertura y otros administradores de dinero compraron el equivalente a 13 millones de barriles en los seis principales contratos de futuros y opciones de petróleo en la semana hasta el 4 de agosto, después de vender 40 millones la semana anterior.

El comercio suele ser muy ligero en el apogeo del verano del hemisferio norte, con el personal superior de inversiones y los comerciantes de vacaciones. Es probable que la desaceleración de este año se haya visto agravada por la epidemia de coronavirus con empleados de muchas empresas que todavía trabajan desde casa.


Últimos artículos

Contenido relacionado