¿Por qué no fusionar ya las dos autoridades portuarias canarias?

Dos ciudades de un país ‘en vías de desarrollo’ como Amberes y Brujas han llegado a un acuerdo para fusionar sus respectivos puertos. El nuevo estudio de la ONU sobre los ejes de la conectividad adelantado por Puertos928 ponen de relieve que sin el oxígeno de Las Palmas el puerto de Santa Cruz de Tenerife podría quedar como un elemento exótico en medio del Atlántico. Tenerife seguirá liderando las inversiones públicas mientras que Las Palmas aporta beneficios a la red de Puertos del Estado. Entre 2016 y 2019 Las Palmas recibió 99,8 millones de euros para inversión mientras Santa Cruz de Tenerife 177 millones de euros. De las 25 autoridades portuarias del Estado, Las Palmas es de las que menos recibe.

¿Complicado fusionar las autoridades portuarias?

Es fácil. Lo que ocurre es que no hay que olvidar los 25 años de nacionalismo florentino metiendo mano desde la política en la actividad empresarial portuaria. Es mejor hacerlo ahora a que la UE lo reclame. Total, el teletrabajo ha demostrado que se pueden generar esfuerzos al menos para tener un escenario postcovid19 que sea útil porque, tarde o temprano, como exige Bruselas a Adif por la gestión de fondos europeos, deberá existir una misma herramienta a la hora de ejecutar presupuestos. Podrían fusionar dejando operaciones industriales en Las Palmas y las relacionadas con actividad digital y ensamblaje de eólica offshore en (Granadilla) Tenerife dado que en Las Palmas están los laboratorios de Plocan. No es que en contenedores vayan a sumar mucho pero es que Amberes y Brujas han marcado el camino.

El caso belga

Las ciudades belgas de Amberes y Brujas han llegado a un acuerdo para fusionar sus respectivos puertos. El acuerdo marca el comienzo de un proceso de unificación que ahora debería tardar un año en completarse. Una vez completada la fusión, los puertos operarán bajo el nombre de Puerto Antwerp-Bruges.

Como resultado de la fusión, los puertos podrán fortalecer su posición en la cadena de suministro global y continuar su camino hacia un crecimiento sostenible, explicaron este miércoles las dos administraciones, tras dar a conocer el acuerdo. Además, el Puerto de Amberes-Brujas, en esta nueva configuración, será más resistente a los desafíos del futuro y liderará la transición hacia una economía baja en carbono. «La ambición es que el Puerto de Amberes-Brujas se convierta en el primer puerto del mundo en conciliar la economía, las personas y el clima», declaró el Puerto de Amberes.

Amberes-Brujas

Para las entidades, la fusión de Amberes y Zeebrugge dará un «impulso significativo» a la posición de los dos puertos en la cadena de suministro global. El Puerto de Amberes-Brujas se convertirá en el puerto de contenedores más importante (157 millones de toneladas anuales) de Europa, uno de los mayores en términos de carga fraccionada y el mayor puerto europeo en términos de manipulación de vehículos (ro-ro).

Además, este nuevo puerto supondrá más del 15% del gas natural licuado movido en Europa y, por supuesto, seguirá siendo el hub portuario químico más importante del viejo continente. El proyecto de unificación de estos dos puertos belgas «tiene como objetivo crear valor añadido para las zonas circundantes de Amberes y Zeebrugge, para los clientes e interesados, así como para el resto de Flandes», explicaron los dos puertos. Se definieron 3 prioridades estratégicas: crecimiento sostenible, resiliencia y liderazgo en energía y transición digital.

El Puerto de Amberes-Brujas «combinará lo mejor de ambos mundos y se centrará en las fortalezas de cada puerto», los cuales son «en gran medida complementarios» en varios segmentos de carga, dicen las autoridades portuarias. «Trabajar más de cerca nos permitirá consolidar el crecimiento sostenible, no sólo de la cuota de mercado individual de cada puerto, sino también de la participación conjunta de ambos puertos».

Para maximizar el valor añadido de un puerto unificado, el Puerto de Amberes-Brujas buscará desarrollar y optimizar el uso de la interconectividad entre los dos puertos. Se agrupará el transporte de mercancías por ferrocarril entre los dos sitios, se optimizará el tráfico estuarino (por buques en el Mar del Norte) y las conexiones de tuberías también estarán en la lista de prioridades.