spot_img

Pesca/Sahara: Argelia sortea (y burla) a Marruecos desde el puerto de Las Palmas




¿Qué es eso de problemas entre Marruecos y Argelia a cuenta del Sáhara? Mohamed VI ha dicho este noviembre que romperá acuerdos comerciales con aquellos mercados (naciones) que no reconozcan al Sáhara como parte de su país. Y ahora aparece Argelia por Las Palmas. Quiere acercarse a las aguas del Sahara y ha decidido ubicar sus operaciones financieras en el puerto de Las Palmas con licencias pesqueras de Mauritania. Esta semana una delegación de empresarios del sector pesquero argelino ha estado visitando consignatarias, empresas del sector de los gases, frío y almacenes de El Sebadal, según pudo verificar Puertos928.

Argelia ha desempolvado un acuerdo que tiene con Mauritania de 1983 y que permitía a Argel acceder con un total de 11 licencias a cambio de cinco embarcaciones destinadas entonces a fortalecer la pesca artesanal entre Nouakchott y Las Palmas. Cuatro décadas después de la firma de este acuerdo, el gobierno argelino desea explotar estas autorizaciones. El acuerdo es por 99 años, de hecho sigue siendo válido. ¿Fórmula? una empresa mixta.

La llegada de operaciones en el puerto de Las Palmas estuvo en la primera sesión del comité bilateral de fronteras argelino-mauritano, celebrada el lunes 8 de noviembre en Argel, bajo la presidencia de los ministros del Interior de los dos países. Al final del encuentro, las dos partes acordaron “activar el acuerdo en el ámbito de la pesca marítima relativo a la explotación de licencias otorgadas para pescar en aguas territoriales mauritanas”. Este renovado interés de los argelinos por las antiguas licencias de pesca en aguas mauritanas se produce en un contexto de alta tensión entre Rabat y Argel, especialmente tras el caso de los camiones destruidos cerca de Bir Lahlou.

La presidencia argelina había acusado a Marruecos de «haber asesinado» a tres de sus nacionales. Mauritania está en el corazón de una carrera de influencia entre Marruecos y Argelia frente a Canarias. Como recordatorio, el acuerdo de pesca de 1983 tropezó con «obstáculos logísticos», lo que hizo que su puesta en práctica fuera muy complicada. La empresa pública de pesca marítima argelina-mauritana, creada a tal efecto, no resistió las turbias aguas del Atlántico. Después de cuatro años de práctica, en 1987 había puesto la llave debajo del felpudo.

En 2003, los dos gobiernos habían intentado en vano relanzar el proyecto, permitiendo que el sector privado se uniera a la empresa conjunta. La misma determinación fue mostrada en 2013 por el exministro de Pesca argelino, Ahmed Ferroukhi, pero sin lograr traducir estas palabras en hechos. En Argel, el ministro del Interior de Mauritania, Mohamed Salem Ould Merzoug, fue tratado con respeto. También tenía derecho a reunirse con el presidente Abdelmadjid Tebboune.


Últimos artículos

Contenido relacionado