Pateras y contaminación: Salvamar tendrá drones en su base de Las Palmas

Salvamento Marítimo destinará 19 millones de euros para colocar en Canarias drones con los que atender mejor la vigilancia costera y también la contaminación marítima. Forma parte del Programa Integral de Innovación iSAR de Salvamento Marítimo, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y estará cofinanciado en un 85% por Feder, en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020.

Para ello,se adquirirán drones inteligentes con capacidad de despegar y aterrizar verticalmente y de manera autónoma en embarcaciones en movimiento y con mayores prestaciones que las que hay actualmente en el mercado. Se incluye también un sistema de comunicaciones satelitales de gran capacidad, pero reducido tamaño y peso capaz de ser instalado en aeronaves no tripuladas.

Este programa permitirá a Salvamento Marítimo consolidar en Las Palmas su posición como organismo de referencia a nivel internacional en los servicios de salvamento y rescate, de lucha contra la contaminación y de seguridad marítima.

En concreto, estos desarrollos innovadores mejorarán el servicio público actual, entre otros, aspectos como reducirán los tiempos de búsqueda de náufragos y pequeñas embarcaciones, controlarán las emisiones atmosféricas de buques en navegación en cumplimiento del Anexo VI del Convenio Internacional MARPOL, aumentarán la capacidad de detección de contaminantes en el mar con el objetivo de reducir el impacto medioambiental y facilitarán la comunicación entre las unidades participantes en una emergencia, mejorando así la coordinación y gestión de emergencias complejas.

Bajo el nombre «LARUS», el gobierno alemán desarrolla drones para el rescate de barcos en peligro. La abreviatura del dron significa «Apoyo en situaciones durante las operaciones de salvamento marítimo mediante sistemas aeronáuticos no tripulados» . El sistema se financia con fondos de investigación en seguridad civil, por los que el Ministerio Federal de Educación e Investigación paga 2,8 millones de euros.

Varios fabricantes alemanes de sensores ópticos y tecnología de comunicaciones, incluido Deutsche Telekom, están involucrados en el desarrollo bajo la dirección de la Universidad Técnica de Dortmund. Debido a que el dron se utilizará para el rescate marítimo en Alemania, la Asociación Alemana de Rescate de Naufragios y la Inspección de la Policía Marítima Federal con sede en Warnemünde también están a bordo del proyecto.

El «LARUS» tiene una envergadura de casi cuatro metros y se basa en el avión no tripulado de una empresa con sede en Bremen . En el sitio web del fabricante, se indica que el peso de despegue es de 30 kilogramos, el dron puede transportar una carga útil de alrededor de 5 kilogramos y permanecer en el aire durante tres horas. No está destinado a patrullar las aguas alemanas de forma permanente, sino a ascender cuando se reciba una llamada de emergencia. El dron podrá contactar con los servicios de emergencia de forma independiente y transmitir información precisa de la situación a las unidades de rescate. La posición de los náufragos está indicada por el «LARUS» con un marcador láser. De esta forma, el barco se puede encontrar incluso en condiciones de poca visibilidad o con dispositivos de visión nocturna.

La búsqueda y el rescate se automatizan tanto como sea posible. Los drones utilizan un sistema de piloto automático y orbitan sobre el área de rescate. Según la descripción del proyecto, el «LARUS» se integrará en el espacio aéreo civil. Esto significaría que al dron se le otorgaría la aprobación correspondiente. Esta certificación sería única en Alemania y debería permitir que el «LARUS» se utilice también en otras áreas. El Ministerio de Investigación nombra las instalaciones costa afuera y el control de desastres.

Con las capacidades para el rescate marítimo, el «LARUS» también sería necesario en el Mediterráneo. Allí, la Armada Alemana participó en la misión militar EUNAVFOR MED, que originalmente fue creada para combatir el “contrabando” de seres humanos. Los centros de control de emergencias marítimas responsables en Italia y Malta ordenaron repetidamente a las fragatas involucradas que rescataran botes de refugiados.

Sin embargo, la sede italiana de la misión de la UE decidió en primavera retirar todos los barcos y, en cambio, ampliar la vigilancia aérea . Mientras tanto, el ejército italiano utiliza regularmente grandes drones Predator para este propósito.

Frontex también ha estado monitoreando el Mediterráneo con drones de largo alcance desde el otoño pasado. La Policía Federal Alemana participa en esta operación «Themis» con 14 oficiales , pero actualmente no con barcos o aviones. El dron alemán de salvamento marítimo, en el que también participa la Policía Federal, no volará en el Mediterráneo. La Sociedad Alemana para el Rescate de Náufragos tiene la intención de utilizarlo solo en los mares del Norte y Báltico.