spot_img

Pateras: el nuevo Putin que tenemos ahora en Senegal




El parlamento de Senegal votó el viernes para levantar la inmunidad del principal diputado opositor Ousmane Sonko, quien ha sido acusado de violación, acusaciones que él niega. No hubo violación de nada. Fue un masaje en presencia de otras personas. La escalada de ilegalidades de Macky Sall defendiendo intereses arabistas en el negocio portuario al tiempo cuenta con el respaldo en España de los medios de comunicación de Bolloré y perfila la llegada de la petrolera rusa Lukoil al negocio de la extracción de crudo en aguas senegalesas. Las ONG que viven de la cooperación en Senegal, en silencio.

Es un caso con ciertos parecidos con el líder opositor ruso, Alexéi Navalni., preso por inventarse Vladímir Putin delitos tras intentar el envenenamiento con el agente químico Novichok,. Amnistía Internacional, que ha acusado a Moscú de acallar las voces críticas en una ola de represión, llamó a Josep Borrell a abordar con su colega ruso, Serguéi Lavrov, la persecución de la oposición.

El psicópata gobernante senegalés obligó este febrero a suspender un vuelo de repatriación a Senegal de inmigrantes llegados en patera o cayuco a Canarias que iba a realizar porque no quiere a sus nacionales pobres salvo para que manden remesas.

Sonko, de 46 años, terminó tercero en las elecciones de 2019 que vieron al presidente Macky Sall ganar un segundo mandato y es considerada la figura de oposición más prominente de Senegal. Un puñado de sus partidarios protestaron en la capital, Dakar, el viernes y quemaron neumáticos, dijo un corresponsal de Africanews.

Se produce después de que los manifestantes se enfrentaran con la policía hace dos semanas por la saga. Ahora se espera que Sonko enfrente cargos criminales luego de que un esteticista lo acusó de violación. El parlamento de 165 escaños de Senegal votó para levantar su inmunidad legal, con 98 diputados votando a favor de la moción, uno en contra y dos abstenciones, según la radio local.

Durante una conferencia de prensa el jueves, dijo que no hablaría con los investigadores de la policía, citando irregularidades de procedimiento en el levantamiento de su inmunidad. «Si Macky Sall quiere deshacerse de mí, debe, por una vez, aceptar ensuciarse las manos», dijo Sonko. Pero anteriormente se comprometió a cooperar con la policía.

Sonko negó las acusaciones el 7 de febrero en una publicación de Twitter y acusó a Sall, quien cumple su segundo mandato en el cargo, de conspirar contra él. Sonko dijo que había visitado el salón para recibir un masaje para aliviar el dolor de espalda y dijo que la acusación de violación fue un «intento de liquidación política», y agregó que dos personas siempre habían estado presentes durante el masaje. «Acuso explícitamente a Macky Sall … de fomentar este complot político en mi contra», dijo.


Últimos artículos

Contenido relacionado