Para que veas: la miseria del turismo de Canarias hunde al puerto de Alicante

El puerto de Alicante ha pinchado en la contabilidad de 2020 por la crisis del turismo en Canarias. La disminución del tráfico de mercancías ha sido menor, «manifestándose principalmente en el de cabotaje con Canarias, por la disminución del turismo», dijo la Autoridad Portuaria de Las Palmas en un comunicado.

La crisis sanitaria ha supuesto la paralización completa, desde marzo de 2020, del tráfico de pasajeros, tanto de cruceros como de la línea regular del ferri con Argelia. La terminal de cruceros está en la órbita de una filial de Socas Servicios Portuarios.

Ante la reducción de ingresos originada por la crisis, el puerto incrementó, en 2020, los esfuerzos por reducir gastos, siendo especialmente destacable la reducción de un 15% en los suministros y consumos, tanto en energía eléctrica, como en el uso de agua reutilizada para el riego de jardines.

En 2020, se han tramitado importantes concesiones, que supondrán un incremento en los ingresos futuros del puerto; entre ellas destaca la construcción de un centro logístico en la ZAL (Zona de Actividades Logísticas); o una nueva sede del Distrito Digital para empresas innovadoras en el muelle 5.