spot_img

Palacios deja el Mando de Canarias más integrado que nunca en la sociedad




El general Carlos Gabriel Palacios ha tomado posesión como segundo jefe del Ejército de Tierra. El ascenso es un premio a quien dirigió a los efectivos de la rama terrestre de las Fuerzas Armadas durante la reciente operación Balmis de lucha contra el coronavirus Covid19. Tras la dirección de Mando de Canarias por el general Pedro Galán, le sustituyó Palacios, que ha estado al frente del operativo de la operación Balmis en toda España al tiempo que ha reordenado el poder de las islas en cuanto a control del eje Canarias-Ceuta y Melilla-Baleares. Palacios será recordado como su antecesor en Canarias por su excelente empatía a la hora de establecer y defender el papel del Ejército en las islas y, en especial, el desarrollo de infraestructuras en Pájara, Tenerife o La Isleta en Gran Canaria.

Nacido en Palma de Mallorca en 1959, está casado y tiene tres hijas. Pertenece a la XXXVII
promoción de la Academia General Militar, alcanzando el empleo de Teniente de Infantería en 1982. Entre sus destinos destaca de Teniente el Regimiento de Infantería Acorazada “Alcázar de Toledo” 61, en el empleo de Capitán ejerció el mando de la Compañía de Policía Militar de la Capitanía General de Madrid y posteriormente jefe de Compañía de Carros de Combate del Regimiento de Infantería Acorazada “Alcázar de Toledo” 61. En 1994 asciende a Comandante y tras obtener el diploma de Estado Mayor se incorpora a la Dirección de Sistemas de Armas del Mando de Apoyo Logístico, siendo más tarde destinado al Estado Mayor de la Brigada Acorazada XII.

Durante tres años se desplaza al Cuartel General de la OTAN en Nápoles, donde ocupa un
puesto en su División de Planes. A su regreso a España, ya con el empleo de Teniente Coronel, es destinado al Mando Componente Terrestre de la OTAN en Retamares (Madrid), para después asumir la Jefatura de Estado Mayor de la Brigada Acorazada XII. Al finalizar dicho mando pasa destinado a la División de Logística del Estado Mayor del Ejército, hasta su ascenso a Coronel que obtiene el mando del Regimiento de Infantería Mecanizada “Asturias” 31.

Tras su ascenso a General de Brigada es designado jefe de la División de Logística del Estado Mayor del Ejército. Al ascender a General de División, fue nombrado jefe de Estado Mayor de la Fuerza Terrestre, donde permaneció hasta su ascenso a Teniente General y designado General Jefe del Mando de Canarias. Ha participado en misiones internacionales con la ONU en Centroamérica, con la OTAN en Bosnia y Kosovo y con la UE en Macedonia.

Entre los cursos militares que ha realizado destacan los de Estado Mayor, Defensa Nacional,
Alta Gestión Logística, Planeamiento Operativo OTAN, Gestión de Crisis OTAN y CIMIC OTAN. Posee los idiomas inglés y francés. Le han sido concedidas las diferentes categorías de la Orden de San Hermenegildo, varias Cruces del Mérito Militar con distintivo blanco, la Cruz de plata de la Orden del Mérito de la Guardia Civil, la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil, la Medalla de las Naciones Unidas, la Medalla OTAN (antigua Yugoslavia) la Medalla OTAN (Kosovo), y la Medalla al Servicio de la Política Europea, Seguridad y defensa.


Últimos artículos

Contenido relacionado