Más coca en el puerto de Las Palmas

La Policía Nacional ha detenido a dos personas e investiga a otras cinco tras desarticular una banda de narcotraficantes que operaba en Gran Canaria cuando trataba de introducir 170 kilos de cocaína procedente de Suramérica, que fueron intervenidos en un contenedor en el puerto de La Luz.

Los detenidos se dedicaban a introducir droga en contenedores, que, una vez que se hallaban en la terminal portuaria, forzaban para acceder a los fardos, que se encontraban entre sacos de azúcar.

La operación, llevada a cabo por agentes de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil, se inició tras recibir una aviso el pasado 29 de octubre por parte del personal de vigilancia de la terminal de contenedores Opcsa MSC, sobre un grupo de personas que habían forzado los precintos de un contenedor, donde hallaron 150 kilos de cocaína.

Al ser sorprendidos, estas personas emprendieron la huida y dejaron por el camino los otros 20 kilos de cocaína, si bien uno de ellos, un hombre de nacionalidad española y residente en Las Palmas de Gran Canaria, fue localizado oculto en una escollera de la avenida marítima de la ciudad.

El detenido, como presunto autor de un delito contra la salud pública, fue sorprendido junto a dos propulsores de buceo, que utilizaba la banda para huir del recinto portuario por mar, y que habían sido robados en Ibiza. La investigación se ha llevado a cabo baja las directrices del Juzgado de Instrucción número 6 de Las Palmas de Gran Canaria y fue a finales del mes de mayo cuando se decidió actuar sobre la banda, procediendo a la detención del resto del grupo, que también residían en Gran Canaria.

Una banda, según la nota, que se destaca por su «alta sofisticación y poder económico, así como por el empleo de medios materiales de avanzada tecnología, como es el caso de los propulsores de buceo, para la comisión de los delitos.