spot_img

Museo Elder lanza una muestra rompedora sobre los ingleses en Las Palmas

El Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología de la capital grancanaria acoge desde este agosto una muestra con fundamento de lo que es la historia del puerto de Las Palmas y la presencia de los británicos en la capital de la isla. Nada que ver con la basura que hizo el Ayuntamiento de Las Palmas capital durante las fiestas fundacionales el pasado mes de junio. Un proyecto que fue burdamente copiado por los técnicos de Cultura tras hurtar la idea con el visto bueno de la concejal del área, que surgió en marzo pasado.

En esta muestra colaboran Accumar y la Fundación Puertos de Las Palmas. La consejera de Turismo de Canarias, Yaiza Castilla, no negó su asombro este viernes por el nivel de la obra desarrollada, que es viva, es decir, que tiene actores que explican el proceso histórico de desarrollo de los británicos. En la apertura no hubo presencia de: Club Inglés y Club de Golf de Bandama. El comisario de la exposición es José Juan Rodríguez Castillo, presidente de Accumar, que dijo en el acto de apertura que la muestra no hubiera sido posible sin la colaboración de la Fundación Puertos y el soporte permanente del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología.

La muestra es un recorrido sobre la presencia durante décadas en las islas de como el Reino Unido fue una fuerza impulsora y liberalizadora en lo que respecta al mercado único, la ampliación, la competencia y el comercio. Paneles y elementos históricos describen la historia de este importante y generalizado dominio británico en el mar en las islas.

Gran Bretaña tuvo influencia durante cuatro décadas antes de 1939. Tras 1958, como tal, el Reino Unido aportó mucho para dar forma a las exportaciones, las instituciones y el carácter de las relaciones agrarias y comerciales con Canarias.

El indicio más obvio de la influencia británica en Canarias fue la forma en que el Reino Unido logró dar forma a una serie de políticas centrales de agrarias. Destaca entre ellos el mercado interior, la política del resurgimiento de las exportaciones a mediados de los años setenta.

El refuerzo de las exportaciones de Canarias y que se reflejan en Canary Wharf de Londres fue una iniciativas que defendió enérgicamente el gobierno de Margaret Thatcher y cuya implementación fue dirigida por un comisionado británico, Arthur Cockfield, gran admirador del talento de los isleños. Sobre Canarias, en política comercial, el Reino Unido ha sido una voz liberalizadora de cierto peso. Mirando más atrás, los británicos fueron importantes moldeadores de la política regional de las exportaciones cuando se introdujo por primera vez durante la década de 1970.


Últimos artículos

Contenido relacionado