5 meuros para mejorar la frontera virtual marítima de Las Palmas

La Guardia Civil ha sacado este lunes a concurso un Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) por valor algo superior a los 5 millones de euros, según fuentes oficiales. El SIVE detecta el 70 por ciento de las embarcaciones con inmigrantes que llegan a las costas canarias, según un informe sobre el grado de utilización de este servicio reclamado por el Gobierno de Canarias. El 30 por ciento restante es detectado por otros servicios como Salvamento Marítimo, el SAR o la Guardia Civil, o no se detectan.

Las embarcaciones que no son localizadas por el SIVE se deben principalmente a causas técnicas relacionadas con el radar de este servicio. El objetivo del nuevo el dispositivo de detección es procurar que no se produzcan incidentes en el mar por la llegada de pateras y cayucos.

En 2018 se suponía que solo dos de los doce radares con los que cuenta el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) en Lanzarote y Fuerteventura funcionan al 100 %, ya que uno está fuera de servicio y otros nueve están «parcialmente operativos», según reconocía el Gobierno en una respuesta al PP antes de la pandemia del Covid19.

De acuerdo con la contestación escrita del Gobierno central de 2018, en Lanzarote solo está completamente operativa la estación del SIVE en Peñas del Chache, porque la de Puerto del Carmen está fuera de servicio y las de Montaña Haría, Hotel Teguise Playa y Montaña Mina se consideran «parcialmente operativas». En Fuerteventura, funciona la estación de Temejereque y están «parcialmente operativas» las de Pozo Negro, Faro Entallada, Puerto del Rosario, Morro Jable, Morrojana y Gran Tarajal.