Megayates: Melilla quiere ser un paraíso fiscal frente a la agonía de Las Palmas

A medida que el Gobierno de Canarias se carga el mercado del mantenimiento y avituallamiento de yates con tasas hiperdisparatadas que no tienen lógica, siguiendo la tesis de Francia e Italia que aprietan los tornillos del IVA para los fletamentos, Melilla se ha convertido en el punto de partida para la navegación casi libre de IVA en España. Cuando Canarias tenía todos los ingredientes con los que liderar este negocio en la UE, será Melilla la que ofrezca mejor incentivo.

Como Melilla tiene el estatus de ‘territorio especial’ como parte de la UE y, junto con un puñado de otros territorios, ha sido excluido del área IVA, Territorio de Aduanas de la UE y Área de Impuestos Especiales, le ha sacado partido al hilo de la pandemia.

El director de la Autoridad Portuaria de Melilla, Luis J. Ayala Navarro, está interesado en que los superyates comiencen a fletar itinerarios que abarquen este puesto de avanzada africano en el extremo más occidental del Mediterráneo. En la actualidad, la infraestructura portuaria da la bienvenida a yates de cualquier tamaño en el muelle de 240 metros y cuenta con 15 amarres de popa a popa para yates de hasta 50 metros.

Las recientes negociaciones con los gobiernos de Melilla y de España han llevado a la relajación de la ‘regla de uso y disfrute’ para los charters que comienzan en Melilla, Ceuta o Canarias. El Ayuntamiento de Melilla también ha utilizado sus poderes autónomos para reducir la tasa para las operaciones chárter del 4% al 0,5%, la tasa más baja permitida por su propia normativa del Impuesto a la Producción, Servicios e Importación (IPSI).

El asesor fiscal de la Asociación Nacional de Navegantes (ANEN), Miguel Ángel Serra, explica que para la próxima temporada de verano de 2021, las operaciones de chárter en aguas españolas que se realicen desde Melilla estarán sujetas única y exclusivamente al tipo del 0,5%. Todos los barcos y embarcaciones comerciales de cualquier bandera que tengan el estatus de mercancías de la Unión pueden aprovechar esta oportunidad.