Madrid camufla en un real decreto moratoria a la eólica marina en Canarias

Por el Día de San Juan de 2021 el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firmó un real decreto que cierra la puerta que nuevos operadores opten por desarrollar energía eólica en Canarias.

En el caso de Canarias los sectores portuarios han tildado la medida de «disparate industrial» que frena las posibilidades de desarrollar prototipos. Hay empresas que esperaban poder pedir lámina de agua precisamente para poder desarrollar análisis para sus clientes, es decir, grandes fabricantes de eólica marina.

Las mismas fuentes han instado al vicepresidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, de Nueva Canarias (NC), a tomar medidas «drásticas» porque hay operaciones consignadas en la RIC a la espera de ser autorizadas por AEAT para eólica marina «y no podemos estar pendientes hasta el 31 de diciembre de de 2021 de si es ejecutable o no invertir en algo que pueda ser penalizable».

Un empresario del sector de las reparaciones navales indicó a Puertos928 que la tesis del Gobierno central de «no admitir nuevas solicitudes» llega en un momento «en el que estamos pendiente de los fondos europeos para girar la estrategia de crecimiento y empleo a la economía verde, y esta medida nos frena en seco».

Así, el real decreto-ley 12/2021, de 24 de junio, por el que se adoptan «medidas urgentes en el ámbito de la fiscalidad energética y en materia de generación de energía, y sobre gestión del canon de regulación y de la tarifa de utilización del agua» coloca una nueva decisión que contravendría lo que han pactado las autoridades canarias con empresas del sector para lanzar en la islas planes de ensayo sobre la eólica marina.

Esto ocurre después de que apenas menos de dos semanas antes de su publicación el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico sometió al trámite de audiencia e información pública el proyecto de real decreto por el que se aprueban los planes de ordenación del espacio marítimo (POEM) de las cinco demarcaciones marinas españolas existentes. Entre ellas, la de Canarias.

La norma dice que «este nuevo marco de ordenación del espacio marino provocará que procedimientos de autorizaciones o concesiones que tuvieran como elemento común la adjudicación o reserva de zonas para el desarrollo de actividades en el espacio marino precisen ser revisados» y que «la tramitación de las solicitudes de autorización de instalaciones de generación eléctrica en el mar territorial» se hará mediante «otorgamiento mediante procedimiento de concurrencia competitiva de una reserva de zona».

Por tanto, al hilo de la nueva ordenación del espacio marítimo actualmente «en tramitación», y en el marco que establezca «la futura Hoja de Ruta para el desarrollo de la Eólica Marina y las Energías del Mar en España», actualmente «en elaboración», se «hace necesario» lo siguiente: «no admitir nuevas solicitudes de autorización administrativa y de reserva de zona en el mar territorial al amparo del Real Decreto 1028/2007, de 20 de julio, hasta el desarrollo del nuevo marco que ajuste el procedimiento actual a la ordenación del espacio marítimo que resulte de la tramitación de los POEM y al contenido de la Hoja de Ruta».