spot_img

Los pasos firmes en Las Palmas para descarbonizar el puerto




Las Palmas dejará de ser un puerto ajeno al avance de la descarbonización del negocio pesquero. El presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra (PSOE) ha dado luz verde a la disposición de equipos necesarios para suministrar desde tierra energía eléctrica a los barcos y adaptar la infraestructura necesaria para recibirla.

Normalmente, la energía que necesita las embarcaciones atracadas la produce los motores auxiliares de la propia nave, que alimentan un generador eléctrico. El motor auxiliar se alimenta de gasoil o de algún petróleo de alta densidad que produce electricidad a costa de emitir gases de escape tóxicos, ruido y vibraciones.

El OPS (sistema de alimentación terrestre, por sus siglas en inglés) puede jugar un papel esencial a la hora de mejorar la calidad del aire en la zona, reducir la contaminación acústica en los puertos y limitar los efectos del cambio climático. A pesar de todas estas ventajas para el medio ambiente, el sector marítimo está tardando mucho en aceptar la aplicación del OPS.

Las primeras recomendaciones de la UE para mejorar la calidad del aire en los puertos mediante el OPS se produjeron en 2007. Hasta entonces, la electricidad generada por la combustión del combustible marino estaba libre de impuestos. Además, cuando los barcos atracados se conectaban al sistema eléctrico terrestre tenían que pagar impuestos por el consumo eléctrico.

La situación cambió por completo cuando la Directiva sobre fiscalidad de la energía colocó el uso de la electricidad terrestre en pie de igualdad con la electricidad, libre de impuestos, generada por la combustión de combustible marino en los barcos. El consumo de energía auxiliar en un crucero grande atracado en un puerto puede llegar a los 16 MW. Esta es una cantidad similar a la del consumo eléctrico de una pequeña ciudad europea de 10.000 habitantes.

Algunos estudios indican que si todos los buques marítimos en los puertos europeos en 2020 usasen la energía terrestre para cubrir sus necesidades energéticas durante la estancia en los puertos, consumirían un total de 3543 GWh anualmente, lo que equivaldría a un 0,1% del consumo eléctrico total en Europa en 2012

Muchos cruceros disponen de una tensión eléctrica y una frecuencia diferentes a las de la red eléctrica normal en tierra, y la mayoría suele tener sistemas eléctricos de 60 Hz. Otros sistemas terrestres necesitan convertidores de alto coste para adaptarse a los barcos con una frecuencia de 50 Hz. La tecnología a instalar, tanto en el barco como en el muelle, es cara.

La toma eléctrica grande y avanzada capaz de adaptarse a los niveles de tensión y frecuencia que necesita la embarcación. El nuevo sistema OPS cumple con la norma internacional CEI/ISO/ IEEE 80005-1.

Un precio competitivo para la energía verde empleada en embarcaciones grandes, como los cruceros, nos acercaría a una sociedad más sostenible. Durante los últimos veinte años, se han logrado avances muy significativos en el desarrollo y la comercialización de la electrónica de potencia.


Últimos artículos

Contenido relacionado