spot_img

Lo que no te cuentan de la nueva bicefalia que surge en Naviera Armas




Los fondos propietarios de deuda de Naviera Armas Trasmediterránea han forzado a una bicefalia hasta 2023. Esto significa que Antonio Armas compartirá poderes ejecutivos con el consejero delegado, Fernando Val, que coloca todos cargos ejecutivos de confianza con el  sacrificio del presidente de la patronal de los consignatarios de Las Palmas (Asocelpa), Jesús Jaime Cabrera. Hasta ahora el grupo que concentraba el poder en Naviera Armas se repartía en salarios cada año 600.000 euros, según consta en la información bursátil de la sociedad depositada en Irlanda. Todo eso cambia hasta que la empresa comience a generar beneficios y el director de orquesta será Fernando Val.

Se mantiene de momento el responsable de relaciones institucionales, Paulino Rivero, cuyo contrato se revisa este mes de noviembre y que deberá compartir información de su papel en la empresa a José Ángel Brandín, director de Integración y Servicios Corporativos. ocurre que Antonio Armas no podrá delegar todas las funciones de relaciones institucionales con Paulino Rivero. Rivero, de 69 años, tiene otros ingresos como ser consejero delegado de Gilmar (la inmobiliaria de Jesús Gil) en Canarias.

¿Qué cómo va a ser eso?

Antonio Armas mantiene el epicentro al que podría ser su sucesor desde 2024, Antonio Armas Mead, que deberá atender a las exigencias profesionales del nuevo consejero delegado. La previsión es que todo el poder lo tenga Fernando Val porque ese el compromiso de Antonio Armas con los fondos Apollo y HPS en octubre de 2020. De momento, hay algo clave: los fondos a los que representaría Fernando Val han acelerado que la SEPI acceda a dar oxígeno financiero a Armas al garantizar su estabilidad económica y a la existencia de un centro de poder definido.

Antonio Armas será responsable de la dirección y adecuado funcionamiento del consejo de administración, las funciones de supervisión de la gestión, la representación institucional de la entidad y el liderazgo e impulso de la estrategia del grupo y de su proceso de transformación.

Fernando Val será el responsable de la gestión ordinaria de los negocios del grupo reportando directamente de sus funciones al consejo de administración. Las áreas que reportarán al consejero delegado son: Unidades de negocio, inversión y gestión de costes, contabilidad y fiscal, engineering, talento, estrategia, las relacionadas con el ámbito legal y servicios jurídicos corporativos y compliance. Por último, se refuerza la independencia de Fernando Val de determinadas áreas de control estableciendo un reporte directo de sus responsables al consejo de administración a través de sus correspondientes comisiones.

Val se encargará de la relación con supervisores y reguladores; el seguimiento y análisis de las tendencias regulatorias y el desarrollo de la agenda del grupo; y la gestión de los riesgos derivados de las cuestiones de cumplimiento normativo.

Todo el equipo del ‘gabinete de crisis‘ de Fernando Val pasan por la presencia de Joaquín Viejo, como responsable de Operaciones; Marc Canalda, que se hace cargo de la dirección financiera; Juan Carlos Iglesias, nuevo director comercial; José Ángel Brandín, al cargo de Integración y Servicios Corporativos; y Agustín Aguilera y Paul Díaz-Saavedra, actuales directores de Explotación y de Recursos Humanos. Naviera Armas ha solicitado 125 millones que aún están pendientes de ser concedidos a la espera de culminar el análisis financiero de la compañía.


Últimos artículos

Contenido relacionado