Lo que los reparadores de Las Palmas no quieren saber de Transocean

Transocean, una de las compañías clásicas del puerto de Las Palmas por sus mantenimientos y reparaciones, ha decidido apilar en frío más plataformas ya que no tenían perspectivas de trabajo a corto plazo. La compañía espera quedarse sin dinero para fines de 2021 y tendrá que depender de la línea de crédito de 1.300 millones. La empresa informó recientemente sus resultados del segundo trimestre: 497 millones de pérdidas por el deterioro de sus activos. Si no llega liquidez deberá acceder al crédito de rescate al que tiene derecho.

Transocean apilará al Discovery India y los semisubmarinos Transocean Barents, Transocean Leader y Transocean Arctic aunque no en Las Palmas, territorio donde Pacific Drilling tiene su almacén a la espera de levantar cabeza. Todas esas unidades que a corto plazo no tienen previsiones de carga de trabajo. Esto puede ser un golpe mortal. La Drillship Discoverer Inspiration se apilará en EE.UU como la Deepwater Asgard tras terminar Golfo de México en octubre de 2020.

Transocean declaró que no tomará contratos similares al reciente contrato de Pacific Drilling, que acaba de colocar la Pacific Sharav tras 457 días de trabajo a una tarifa diaria de solo 180.000 dólares. Queda por ver si los contratos con tasas diarias superiores a 200.000 estarán disponibles en el corto plazo, especialmente si la situación con la pandemia de coronavirus continúa empeorando.

De todos modos, realmente no tiene sentido que Transocean vincule sus plataformas a contratos de tarifas tan bajas ya que no ayudarán a la compañía a evitar la reestructuración: Transocean necesita contratos de mayor margen para mantenerse viable con su carga de deuda actual.

Si bien Transocean no tiene problemas de liquidez y vencimiento a corto plazo, la empresa sigue teniendo un alto riesgo de reestructuración. Los apilamientos de buques son sentencias de muerte para la mayoría de ellos. A pesar de los grandes contratos heredados en algunas de las plataformas que mantienen a flote a Transocean, existe un riesgo cada vez mayor de que su flota activa disminuya simplemente sea demasiado pequeña para soportar la carga de deuda actual, especialmente si las tasas diarias no comienzan a recuperarse en 2021.