spot_img

Las trampas estratigráficas que cercan a las pymes en el Puerto de Las Palmas

El precio del petróleo tiene por los suelos el trabajo de los operadores y subcontratas de reparaciones en el puerto de Las Palmas. La confianza que había regresado por la exploración global con un rendimiento mejorado y la aparición de varias nuevas partidas de ajedrez multimillonarias en euros ahora son calderilla. La riqueza se ha evaporado ante la crisis de Covid-19 y el colapso de los precios del petróleo. Los planes a corto plazo están en un estado de cambio y la estrategia de exploración esperan sentados a que se reinicie nuevamente.

Las empresas que trabajaban en exclusiva para operadores cambian de ruta. Se rompe el cerco. Hasta Tenerife que quería dedicarse al deficitario negocio de los cruceros está sacando su artillería de incentivos para evitar la marcha de empresas como Palumbo, ahora en manos de MSC. En el sector público y patronales, los proyectos de cooperación para formación cambiarán de forma drástica.

Desde 2016 uno de los cuatro descubrimientos más grandes fueron gas o gas condensado se ubicó cerca de Las Palmas: Mauritania. Seis de las 10 mejores jugadas fueron gas y cuatro petróleo. Las tres mejores operaciones surgieron a través del éxito de la perforación fronteriza en los últimos cinco años en Mauritania/Senegal, Guyana y Egipto. Todas, directa o indirectamente, pasan por Las Palmas en algún momento.

Las empresas de reparaciones siguieron una estrategia de crecimiento rápido y se endeudaron. Las trampas estratigráficas son cada vez más importantes. Las trampas estratigráficas, es decir, las trampas sin un componente estructural, a menudo se han considerado de mayor riesgo que las trampas estructurales. Desde que caduque el confinamiento por coronavirus, los Eres y la obligación del teletrabajo la respuesta de los empresarios será un gesto de encogerse de hombros. La estrategia de exploración es más difícil que nunca. Los operadores de talleres subcontratados están condenados a bajar al suelo y ejecutar despidos tras los Ertes.

El problema es que también es de alto coste. Con infraestructuras de reparaciones pendientes de pagar al banco y sin ingresos en Las Palmas la perforación en las costas africanas puede tardar tres años en llegar a un precio lógico. Habrá límites para el número de prospecciones perforables y descubrimientos de alto impacto en África occidental serán exóticas porque hay que extraer lo que antes se descubrió.

El petróleo en la frontera de aguas profundas también puede ser de bajo coste y no tiene que significar un ciclo largo: los descubrimientos que producen barriles con baja intensidad de emisiones deberían tener un valor superior en el futuro. El acceso al capital bancario para que las empresas de Las Palmas accedan a negocios será más difícil, especialmente para aquellos que no se autofinancian. Las pequeñas empresas que no han desempeñado papeles importantes en la exploración como pioneros e innovadores morirán. Ahora es el momento de renovar carteras. A todo ello, hay empresas en dificultades con activos para vender.

Las valoraciones de capital de las empresas de suministros de Las Palmas para reparar plataformas son tan bajas que una adquisición puede ser la opción de menor coste para la renovación de la cartera. Este es un momento difícil para la exploración sin dudas, pero todavía hay un caso de negocios para ello. Los exploradores de crudo necesitan continuar haciéndolo con un enfoque en encontrar petróleo y gas de bajo coste y bajas emisiones.


Últimos artículos

Contenido relacionado