Las Soparfi de Naviera Armas: ¿la bicicleta financiera enfila el mismo rumbo que Bankia?

Cuando Acciona desplazó su capital en 2017 los 6.057.793 metros lineales de carga atendida que representaba en sus cuentas Trasmediterránea en favor de Naviera Armas dejó de cobrar 30,4 millones de euros, no perdonar, a conciencia. La operativa contable de la compañía insular de transportes ahora es una bicicleta financiera ubicada en Luxemburgo. El futuro estaría más cerca del que tuvo Bankia que el de Viajes Marsans.

Al mismo tiempo que los Entrecanales, dueños de Acciona, valoraban el 100% del subgrupo compañía Trasmediterránea de entre 419 y 436 millones de euros, Armas decía en octubre de 2017 que había comprado por 260,4 millones de euros, «de los que 30,4 millones de euros han quedado aplazados sin estar sujeto el pago a ninguna condición», señala el acuerdo al que ha tenido acceso Puertos928.

Las Soparfi que tiene Naviera Armas en Luxemburgo desvelarían contradicciones contables que no pasarían la prueba del algodón de cualquier experto en contabilidad de FP1. Entidades como la que tiene CIF número B245679 forman parte de un entramado que ha desvelado esta semana Puertos y Navieras y aquí puede acceder a la noticia.

En 2017 Anarafe, una patrimonial de la familia Armas, comprometió el «repago» de una deuda de Trasmediterránea con otras sociedades de Acciona por importe de 127,3 millones de euros. Esta es una de las dudas que tienen los forenses consultados por Puertos928. Es decir: ¿esa deuda es de cuando en 2003 Armas hizo un amago de comprar parte de Trasme y entonces no pagó?

Para poder comprender cómo se está pedaleando en esta operación hay que recordar un dato. Cuando el 25 de octubre de 2017 Acciona firmó el contrato de compraventa con Anarafe, sociedad de Naviera Armas, sobre la totalidad de las participaciones que ostentaba en Trasmediterránea y que ascendía a un 92,71% de su capital social, se dejó abierta esa operación al cumplimiento del Ebitda por parte de Armas. Y ese Ebitda está los suelos. Acciona colocó en el contrato la siguiente frase: «que está vinculado a la consecución de objetivos de EBITDA», es decir, circulante, y sin fecha de caducidad.

Acciona lo que vendió de Trasmediterránea fue el 92,71% por 260,4 millones. Cabe destacar que Acciona antes de vender en 2017 hizo una nueva estimación de la vida útil de los buques de carga, de pasajeros y de alta velocidad del Trasmediterránea ampliándola de 15 a 25 años para los buques fast ferry y de 20 a 25 años para el resto de buques.