spot_img

Las patronales portuarias de Las Palmas ultiman alegaciones a la nueva Ley de Puertos

Las patronales canarias vinculadas al sector portuario como Fedeport van a presentar alegaciones a la norma que se está revisando en la Ley de Modificación del Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante y de la Ley de Navegación Marítima porque el actual modelo que baraja el Gobierno central carece de apuntes relativos al negocio de las reparaciones navales de Canarias, motor del negocio de Españas. Uno de los ejes de la nueva norma será la reforma del Registro Especial de Buques y Empresas Navieras de Canarias (REBECA), con el objeto de hacerlo más atractivo tras constatar su pérdida de competitividad frente a otros registros de buques de los países de nuestro entorno.

El texto de la norma a la que la patronal portuaria de Las Palmas quieren introducir en el proceso de aprobación recoge propuestas sobre la importación y exportación de buques, por entender obsoleta su regulación actual, lo que dificulta la competitividad del sistema español, revisar el importe mínimo exigido (15% del importe del crédito marítimo alegado) para embargar preventivamente a un buque que, al considerarlo elevado, se pretende cambiar para no perjudicar a la jurisdicción española frente a la de otros países. Ahí, por ejemplo, hay que destacar que Canarias tiene frontera con territorios sin jurisdicción clara como el Sahara o con instituciones débiles como Mauritania.

Otro aspecto en el que los operadores canarios quieren llamar la atención es en la parte que señala «la actualización de las tasas de marina mercante por entender que su regulación actual no sólo es dispersa sino que además está obsoleta».

Fuentes empresariales señalaron este miércoles que «hemos iniciado el análisis porque contiene algunas características que no nos viene bien para esta parte del mundo, no hay que olvidarse que somos frontera sur de la UE, que somos un enclave importante, y necesitamos una norma acorde a lo que somos, una RUP, que define el puerto de Las Palmas como una estructura esencial y para lo que necesitamos más inversiones y unos precios de actuación, y las empresas que estamos trabajando dentro del puerto».

La nueva norma que se debate en las Cortes señala que los límites de responsabilidad aplicables a los buques y embarcaciones de arqueo bruto inferior a 300 toneladas para adaptar la normativa española a los convenios internacionales existentes en la materia (Convenio de Londres de limitación de responsabilidad de 1976 y su Protocolo de 1996) y pretende dar cobertura a la falta de cobertura legal de determinadas actuaciones consideradas necesarias para hacer frente a los retos de la seguridad de la navegación.


Últimos artículos

Contenido relacionado