Las nuevas priporidades de Oryx: abre en Mauritania y refuerza la seguridad marítima

Addax Energy ha iniciado el suministro de búnker en Mauritania con el despliegue de dos camiones cisterna para VLSFO y DMA 0.1 (ISO 2017) y que se realizarán desde la base de Nouadhibou con perspectivas de ampliar las capacidades a Nouakchott con barcazas. «Esta es una gran oportunidad para proporcionar una solución eficiente para las crecientes demandas energéticas de  esta región occidental africana y contribuir a su crecimiento económico», dijo a Puertos928 un portavoz de la empresa este miércoles. Desde Mauritania Addax Energy, la rama comercial de Oryx Energies, suministrará combustibles, lubricantes marinos y otros servicios especializados, en alta mar y en alta mar en todo África subsahariana tanto para embarcaciones comerciales, flotas pesqueras, plataformas offshore e industrias asociadas a los hidrocarburos.

La empresa, que en las islas dirige Gabriel Castaño, ha renovado sus acuerdos con la Autoridad Portuaria de Las Palmas en materia de sostenibilidad y disfruta de ventajas en tasas, va a desplegar una flota de barcazas de aprovisionamiento de combustible administradas por entidades de operaciones de fletamento y operaciones de bunker. El servicio aprovecha las instalaciones de Oryx Energies en ubicaciones estratégicas a lo largo de las costas de África como el puerto de Las Palmas, «lo que garantiza una servicio perfecto desde el abastecimiento del producto hasta la entrega», dijo un portavoz.

De otro, la petrolera ha entrado este mayo en la Cámara Africana de Energía, ha creado un Comité Downstream para participar más de cerca con las tendencias y desarrollos de comercialización, almacenamiento y comercio de energía de África. Además, el experto en downstream con sede en Suiza, Philippe Cohen, se ha unido al Consejo Asesor de la Cámara Africana de Energía. Philippe asesorará y apoyará el trabajo de la Cámara Africana de Energía encabezando el recién creado Comité Downstream.

La Cámara Africana de Energía cree que las actividades intermedias y descendentes de nuestro sector energético africano son impulsores clave para el cambio en la industria en general. Philippe es un caballero consumado y orientado a los resultados que comprende los problemas más urgentes que enfrenta el sector downstream en la actualidad, desde el origen hasta el financiamiento y desde el crecimiento orgánico hasta la expansión a través de fusiones y adquisiciones.

El contenido local y la participación africana tienen que ser una parte integral del sector downstream, especialmente con las empresas comerciales de energía downstream. Necesitamos cambiar la cara de las empresas comerciales en lo que respecta a la financiación y el comercio de productos básicos en África, así como los puestos de trabajo de los operadores y en la suite ejecutiva. No es correcto que muchas de las empresas comerciales de productos básicos que ganan miles de millones de dólares en África con recursos africanos no tengan africanos en la alta dirección. Esto necesita cambiar.

Nuestro comité downstream tiene la responsabilidad de abogar por regulaciones y políticas que promuevan el crecimiento y la inversión en el sector downstream de África. Esto ayudará a impulsar muchas economías africanas, creará los puestos de trabajo necesarios, trabajará con los gobiernos en materia de seguridad energética y marítima e impulsará a África a seguir siendo competitiva en la economía mundial.

Hacer que África cumpla con nuestras obligaciones de neutralidad de carbono es esencial cuando se trata de la comercialización y el comercio de energía. La Cámara Africana de Energía tiene como objetivo ser proactiva en impulsar el sector aguas abajo de África para hacer los cambios necesarios, especialmente dada la tecnología disponible, en lugar de esperar instrucciones de burócratas o grupos occidentales. África ha sido el hogar de algunas de las casas de comercio de productos básicos más emprendedoras como Vitol, Puma, Vivo, Glencore, Trafigura, Litasco, Sahara Energy, Oando, Oryx Energies y Mocoh, entre otras.