La política daña a Wärtsilä en Mauritania

El informe preliminar de la comisión parlamentaria de investigación de Mauritania sobre la existencia de violaciones importantes en el contrato relacionado con la central eléctrica modular del muelle de Nouakchott, firmado a principios de 2010 y presentado en abril de 2013, pone de relieve que Wärtsilä, socios de Zamakona Yards, fue dañada de forma injusta aunque legal.

El informe menciona a la emrpesa Somelec actuó de forma incorrecta para justificar este enfoque apresurado. El informe oficial también destaca las irregularidades que marcaron la operación y que llevaron a la selección de una oferta más costosa, con especificaciones más bajas y de una manera contraria a las medidas procesales vigentes en la materia.

Somelec adjudicó un contrato el 31 de enero de 2010 a Empower para construir una planta de energía con una capacidad de 36 megavatios y con una cobertura financiera de más de 60 millones y por un período de ejecución de 330 días.

Mientras tanto, rechazó una oferta de Wärtsilä para la construcción de una central eléctrica de 33 MW a 39,5 millones de euros. El informe antes mencionado también cita un retraso importante en la entrega, que solo tuvo lugar el 30 de abril de 2013 en lugar de la fecha límite establecida inicialmente, es decir, el 31 de diciembre de 2010. Además, la compañía no exigió una garantía bancaria.