spot_img

La ignorancia de un senador comunista con la historia portuaria de Canarias

Si el pasado mes de diciembre un diputado de Compromís por Valencia llamaba a solidarse con los estibadores de Canarias ante sus lamentables condiciones laborales, cobraría en algunos casos hasta 7.000 euros mensuales, ahora toca a uno de su misma órbita pero en el Senado: ha pedido que se quite el nombre del muelle Primo de Rivera en el Puerto de Las Palmas al confundir a Miguel Primo con el líder fascista José Antonio Primo de Rivera. El primero tuvo en su consejo de ministros al dirigente socialista Largo Caballero.

El senador se llama Carlos Mulet. El periodista Jesús Cabrera afirma del personaje: «Criado laboralmente a la sombra de la Izquierda Unida valenciana, se desconoce su experiencia fuera de la política, lo que ha sido aprovechado para desarrollar una carrera como senador que para sí la quisieran otros». Este integrante ‘friki’ del Senado, es capaz de presentar 14.000 preguntas al Gobierno o de pedir información al Ejecutivo sobre estrategias a seguir en caso de presencia de zombis en las calles.

¿Y qué ha hecho el Gobierno central ante el disparate de pregunta del senador comunista? Decirle que traspasa su interés y que recabará la opinión de consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, donde se sienta por cierto el delegado en Canarias de Boluda y exempleado de Freiremar, Miguel Climent.

La Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales señala en un comunicado que en 2014 la presidencia del autoridad Portuaria de Las Palmas elevó a su Consejo de Administración la propuesta de modificación del nombre y que tras las divergencias surgidas se decidió posponer la discusión para alcanzar el mayor consenso posible. Las divergencias son esas: que el muelle tiene su nombre en honor de Miguel Primo de Rivera, que fue impulsor de la división provincial cuando desde sectores de Tenerife no e quería descentralizar el poder político. Además, fue el que mandó dinero a Las Palmas para ejecutar obras tras las presiones de León y Castillo.

En pandemia de datos mentales, el senador comunista insiste que solicita al Gobierno que informara por las medidas que había adoptado para corregir «la barbaridad» de mantener un puerto dependiente del Ministerio de Fomento con un muelle que lleva el nombre de Primo de Rivera. Según el parlamentario, el mantener el nombre atenta «contra la memoria democrática y la actual legislación en esta materia».

Fotografía: Tino Armas/Miplayadelascanteras


Últimos artículos

Contenido relacionado