spot_img

La guerra entre pijos más morbosa del puerto de Las Palmas

Estaban por encima del bien y el mal. Conocidos por actvidades académicas, deportivas y agenda social. Vidas virtuales reenganchadas tras separaciones de contratos y adjudicaciones de obra pública con bandera de España en la muñeca. Los juzgados de Las Palmas dirimen una guerra judicial que tiene como protagonistas a un portador de apellidos unidos por guión y otro de noble linaje templario y establecido en Canarias desde el siglo XV. Uno es Hubert Lang-Lenton, apellido que en nuestro país portan apenas 64 personas, cuatro en Emiratos y uno en el Reino Unido. El otro es Juan Luis Bethencourt. Para elaborar esta crónica no se ha hablado con las partes y tampoco con circulos profesionales o personales próximos.

La casta de ingenieros portuarios vuelve a verse una vez más este 2020 en una batalla judicial por presuntas prácticas poco honestas. Lo que empezó por un cabreo por no repartir dividendos puede terminar en un rosario de la aurora y una revisión industrial de procedimientos adjudicados. El denunciante Bethencourt lucha en los juzgados por la condena de su exsocio al tiempo que intenta superar un supuesto asesinato de imagen por parte de colegas e integrantes del círculo de amistades que creía que existía.

El origen de la historia hay que encontrarla en que Bethencourt como socio de Analisis Ingenieros tiró de la manta denunciando que una funcionaria facilitaría «información confidencial e interna» de la Autoridad Portuaria de Las Palmas a su socio, el ingeniero Hubert Lang-Lenton, para presentar supuestamente ofertas con ventajas competitivas. Lo que pasa es que esa funcionaria es pareja sentimental del beneficiado, según ‘Canarias 7’.

Pero la vida sigue en lo que se procesa la información que hay en el juzgado. La que sería marca blanca de Lang-Lenton es HL2 Ingeniería se adjudicó en marzo de 2019 un contrato de Puertos de Palmas para desarrollar un estudio técnico en Fuerteventura por importe de 275.000 euros en alianza con un despacho de Madrid. Las autoridades judiciales han sacado partido al tiempo de confinamiento judicial por el coronavirus Covid19 para acelerar investigaciones.

Según la información financiera a la que ha tenido acceso Puertos928, Lang-Lenton Barrera habría empleado trabajos realizados en 2014 y 2015 por Analisis Ingenieros para colocarlos como parte de la cartera de de HL2 Ingeniería. Entre otros, dirección de proyecto de una nave industrial de una ITV en La Palma y otra ITV de La Pardilla. El dato de las ITV tiene como nexo el Puerto de Las Palmas de forma paralela. Y es que la planta de revisión de coches que hay sobre suelo portuario desde 2013 es de la misma empresa European Vehicle Safety Spain, es decir, la matriz de Itevelsa. La sociedad limitada ITV Puerto de Las Palmas tiene como consejero a Julián Caballero, socio de otras empresas vinculadas.

Sertego, Ceisa y Halminton

Así, Analisis Ingenieros facturaría a Sertego en 2017 trabajos una planta de recepción de Marpol por 420.320 euros en suelo portuario. En marzo de 2018, mientras Bethecourt hacía acopio de informaciones que están en manos del juez y Policía Judicial, Análisis Ingenieros facturó a Cementos Especiales de las Islas (CEISA) la cifra de 1,05 millones de euros por trabajos técnicos sobre una planta de procesamiento en ámbito portuario. Y el 14 de junio de 2018 un contrato a Halminton por dirección de obra y oficinas de la nueva sede de Transcoma por este valor: 1.031.080 euros. Abonados por Hamilton y Compañía, S.A. HL2 Ingeniería se creó en octubre de 2018. En 2019 se adjudicó un plan de movilidad urbana en Llanos de Aridane en La Palma y ha participado con el Cabildo de Gran Canaria en una agenda para reducir impactos negativos en el paisaje de la isla.

El contrato firmado por Cardona el mediodía del cinco de mayo de 2019 se hizo formal cuando el entonces presidente del Puerto de Las Palmas sabía que días antes su jefa de Dominio Público de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Elena Marín, había ido a declarar por el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas como parte de una investigación de un presunto delito de negociaciones prohibidas por su puesto de empleo.

Cuando Bethencourt tiró de la manta dijo que Marín facilitaba supuesta «información confidencial e interna» de la Autoridad Portuaria de Las Palmas a su socio, el ingeniero Hubert Lang-Lenton, para presentar supuestamente ofertas con ventajas competitivas, por su relación sentimental. En 2019 a HL2 Ingeniería y Consultoría se le adjudicó la asistencia técnica para la redacción del proyecto constructivo de dique muelle comercial en el puerto de Puerto del Rosario. La jefa de Dominio Público de la Autoridad Portuaria de Las Palmas prestó el 22 de abril de 2019 por convocatoria del juez Rafael Passaro, el mismo que instruye a trancas y barrancas el caso ’18 Lovas’. Juan Luis Bethencourt argumenta que tiró de la manta para evitar que la empresa pudiese salir dañada al igual que él como accionista por las presuntas prácticas prohibidas.

Una de las incógnitas del proceso es por qué Cardona optó por no elevar a los servicios jurídicos del Estado los datos que el propio Bethencout había denunciado. Para el aparato de Cardona, el celo profesional de la jefa de Dominio Público de la Autoridad Portuaria de Las Palmas no constituía conductas «de las que se puediera deducir indicios racionales de encontrarse ante una posible infracción disciplinaria de carácter muy grave». Bethencourt ha aportado como pruebas la trazabilidad informática desde el Puerto de Las Palmas a Analisis Ingenieros con recomendaciones clave sobre licitaciones.


Últimos artículos

Contenido relacionado