La CE pide más datos sobre los gastos de Interreg por economía azul

La Comisión Europea ha pedido incrementar la relación de datos que hay en los proyectos sobre economía azul y la relación de asociaciones empresariales a las que se han subcontratados servicios. Una asociación empresarial de Las Palmas ha recurrido a Bruselas para saber si sus fondos estarían siendo usados en casos de posible falseamiento de la competencia. Los técnicos se han puesto a recabar información.

Un dirigente empresarial dijo este martes que «hay gente ya jubilada, ya del pasado, que se encuentra gestionando patronales sin respaldo institucional de ningún tipo y eso se debe acabar ya, estamos dando mala imagen en Madeira y Azores, que cualquier día va a dar un susto con la UE ordenando saber cosas».  Para el periodo 2021, el refuerzo del control de gastos pasa de tres a cinco líneas de cooperación: concentración del componente de cooperación transfronteriza en las fronteras terrestres; integración de la cooperación transfronteriza en las fronteras marítimas en un componente ampliado de «cooperación transnacional y cooperación marítima».

En las propuestas de política de cohesión después de 2020, en el caso de Interreg, se reduciría la parte correspondiente a la cooperación transfronteriza, mientras que aumentaría la parte correspondiente a la cooperación transnacional y la cooperación marítima.

La CE tiene en su agenda una reducción de la tasa de cofinanciación del Feder para los programas Interreg (de hasta un 85% en 2014-2020 a un máximo del 70% en el período posterior a 2020). El 29 de mayo de 2019, el Coreper acordó el mandato parcial para las negociaciones con el PE sobre el Reglamento Interreg.

La autoridad gestora del programa europeo Interreg que financia acciones de cooperación transfronteriza ha paralizado los plazos de justificación de proyectos por la pandemia de coronavirus y el estado de alarma decretado en España y Portugal.

Por lo que respecta a las acciones que estuviera previsto realizar en los próximos meses y que no se puedan llevar a cabo a causa del coronavirus, se ha establecido que la autoridad de gestión estudiará las alternativas caso por caso y de manera conjunta con el beneficiario principal del proyecto. Con ello se busca encontrar la mejor forma de dar viabilidad al proyecto e intentar minimizar el impacto que pueda tener la situación de alerta.