spot_img

La burbuja del puerto de Tarfaya: 26 años ya con la matraquilla de la línea a Fuerteventura




Fue un 14 de diciembre de 1995 cuando el Parlamento de Canarias acordó en una proposición no de ley para desarrollar un Puestos de Inspección Fronterizo que sirviera en Fuerteventura para conectarse con el mercado marroquí. Obviamente, por el camino, un proyecto Interreg en 2012 de «hasta» 975.000 euros con el nombre Transmaca del que el Feder aportaba el 75% de este presupuesto que completaba el Gobierno de Canarias. En 2013 la supuesta concesionaria del puerto de Tarfaya decía que en las islas sus autoridades no tenían fundamento ninguno.

Antes, el 26 de junio de 1997 bajo el formato de otra proposición no de ley (van dos) Coalición Canaria volvía a renovar esa solicitud. El 22 de noviembre de 2000 a propuesta del PSOE (ya la tercera proposición no de Ley) se insta a que que se impulse esa medida. El 23 de abril de 2008 el PP demandaba (una cuarta PNL) la conexión del puerto de Tarfaya con Puerto del Rosario, año en el que en un desgraciado percance del barco Assalama de Naviera Armas se queda atravesado en Tarfaya, que allí sigue.

Llegamos a 2021 y en la Cámara de Las Palmas las autoridades de Tarfaya han pedido esa conexión con Fuerteventura en favor del desarrollo social y económico. En 2007 Alfredo Pérez Rubalcaba dijo que en el último semestre de ese año estaría abierto el Punto de Inspección Fronterizo de Fuerteventura dado que era entonces ministro del Interior y el PIF era competencia suya a efectos de frontera.

Este noviembre a Las Palmas ha debido trasladarse del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, a una jornada técnica en colaboración con el gobierno de Marruecos en Canarias y en presencia del viceconsejero de Economía del Gobierno de Canarias, Blas Acosta, y el jefe de la Comisión de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Fuerteventura, Juan Jesús Rodríguez Marichal.

En una vuelta al calcetín 21 años después, el presidente del Cabildo de Fuerteventuta, Sergio Lloret, dijo que las instalaciones portuarias de Tarfaya se encuentran en «perfectas condiciones para restablecer la línea marítima» como si la culpa no la tuviera nadie en Canarias. «Es una gran oportunidad que se abre a ambos países para la internacionalización de las empresas canarias y para fortalecer los lazos culturales, institucionales y empresariales», dijo.


Últimos artículos

Contenido relacionado