Juan Pérez deja Opcsa pero se mantiene al frente de la diplomacia vaticana

ALMUERZOS DE NAVIDAD DE ASOCELPA Y FEDEPORT. C011216

Opcsa ha formalizó este miércoles en el registro mercantil la salida de Juan Pérez del comité de dirección de Opcsa, la filial en Canarias de TIL, es decir, Mediterranean Shipping Company. Pérez es uno de los históricos del puerto de Las Palmas hasta el punto que fue fundador de Fedeport, la patronal portuaria de Canarias y que paradójicamente fue fundada en 1993, según el acta de constitución, en el hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife entre Pérez, el presidente de Accomar, José Juan Rodríguez Castillo, Antonio Lecuona, presidente de la Asociación de Consignatarios de Tenerife, Luis Falcón, secretario genera de esta última organización.

Con la precisión de un golfista que controla hasta milímetro el crecimiento de la hierba, Pérez ha sido en las últimas décadas el máximo exponente del Concilio Portuario, dando acceso a los laicos estibadores a la pomada de tutear nada menos que a MSC al tiempo que aguantar las presiones de los Esquivel para captar negocio y que no se estrechara el margen.

Pero, en la proclamación de la palabra, el gerente de Opcsa ha sido en este proceso coo una especie de Mesías de los suizoitalianos que controlan TIL junto al fondo soberano de Singapur, dueños reales de Opcsa a cuenta de MSC. Como en las últimas palabras de Cristo que encontramos en el evangelio, y que se consideran como el mandato final de Jesús a los apóstoles Pérez mantiene aunque se jubila aquello de “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado” (Mt. 28, 19-20).

Pérez ha pasado por la Federación Canaria de Empresas Portuarias o por la Asociación de Consignatarios y Estibadores de Buques de Las Palmas, cuya presidencia abandonó en 2017. Pérez se marcha de Opcsa para tener más tiempo a fin de jugar al golf pero seguirá en la cocina de la filial de MSC. Es el embajador de la empresa ante grupos de presión, donde ha actuado como dique de resistencia tanto en la época de Urbaser como con Noatum, Cosco y MSC. Siempre, de la mano del clan Esquivel.

Dirigir Opcsa le ha permitido acceder a centros de poder portuario y mantener hilo directo con empresas del sector como APM Terminals, Boluda, Baleària, entidades como ANESCO o CSP Spain. También el diálogo con la Federación de Empresarios del Transporte (Fet) de Las Palmas, por las presiones del sector del transporte por carretera. La nave de Opcsa seguirá surcando con una de las habituales frases de Pérez: «la ventaja de Canarias es que somos África geográficamente pero Europa a efectos de tecnología, seguridad y legalidad». Con esa máxima, Opcsa deberá reforzarse de cara a Lomé y Sines, una ecuación muy compleja ya que son entornos de negocio en la órbita de MSC.