Ingresos de Naviera Armas: Marruecos anula la Operación Paso del Estrecho

El gobierno de Marruecos excluyó a los puertos españoles de las travesías marítimas que este verano conectarán al país con Europa, con lo que equivale de hecho a una suspensión de la Operación Paso del Estrecho (OPE), conocida en Marruecos como Operación Marhaba, y que generaba un colchón de ingresos en periodo estival a Naviera Armas Trasmediterránea. En 2019 ofertó cinco millones de billetes. Este 2021 Armas no tiene en su órbita financiera las operaciones de Baleares tras vender ese segmento de negocio a Grimaldi. El Estrecho es estratégico para el grupo naviero canario.

Un comunicado del gobierno marroquí emitido en la tarde del domingo especificó que el retorno de los emigrantes marroquíes se hará exclusivamente «a partir de los mismos puertos de tránsito del año pasado», es decir, con barcos procedentes de los puertos franceses de Marsella y Sète, además del italiano de Génova.

El comunicado no da precisiones sobre si estas restricciones durarán todo el verano o si podrán levantarse el mes de agosto, tras la llamada Fiesta del Carnero, prevista a fines de julio. La noticia supone un duro golpe para navieras y usuarios en España, conocidos en Marruecos como MRE («marroquíes residentes en el extranjero») que cada verano atraviesan España, procedentes de distintos países de Europa, y embarcan en ferry.

Trasmediterránea seguirá operando la línea marítima entre Melilla y Almería fuera del contrato público adjudicado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para garantizar la conectividad de la ciudad autónoma con la península.

El director general de Trasmediterránea, Francisco Oviedo, ha informado la naviera operará, en principio, una sola frecuencia semanal entre Melilla y Almería con el buque J.J. Sister, aunque la intención es aumentarlas a dos más adelante.

Esta línea, que operará en el libre mercado, se une a la incluida en el contrato marítimo entre Melilla y Málaga, de la que ha resultado adjudicataria, que empezará a funcionar el 1 de abril y a la que Trasmediterránea destinará el buque Ciudad Autónoma de Melilla para realizar seis frecuencias semanales.