spot_img

Iberconsa (Platinum Equity) dibuja su negocio pesquero desde Mauritania




Platinum Equity, el fondo propietario de Urbaser, espera que la reactivación de la economía genere una mayor fuerza al negocio de su participada Ibérica de Congelados (Iberconsa), tradicional cliente del puerto de Las Palmas, tras comprarla a Portobello Capital y a filiales de las familias fundadoras de la compañía. La empresa arranca la reactivación de la economía con base en Mauritania con la que poder acelerar su incremento de cuota de mercado en cadenas de alimentación como Mercadona.

Lazard y Deloitte se desempeñaron como asesores financieros de Platinum Equity en la adquisición de Iberconsa. Latham & Watkins se desempeñó como asesor legal de Platinum Equity en la transacción. Nomura y Ernst & Young (E&Y) actuaron como asesores financieros de los vendedores. E&Y también se desempeñó como asesor legal de los vendedores en la transacción.

Iberconsa se ha establecido en Mauritania y es un proveedor global de productos del mar congelados y calamar. La empresa está integrada verticalmente en toda la cadena de valor, incluida la captura silvestre, el procesamiento, la comercialización y la distribución. Iberconsa mantiene una flota propia de 45 embarcaciones, cinco plantas de procesamiento y cuatro instalaciones de distribución de cámaras frigoríficas. La flota africana de Iberconsa opera principalmente en Namibia y Sudáfrica, y los productos de la compañía se venden en más de 60 países. Alberto Freire, consejero delegado de Iberconsa, continúa liderando el negocio tras la transferencia de propiedad.

Además de Urbaser en 2021, la adquisición de Iberconsa ha sido el último ejemplo del creciente impulso de Platinum Equity en Europa. El año pasado, Platinum Equity completó la adquisición por 2.100 millones de dólares de Zug, Suiza, y Chesterbrook, empresa de monitoreo de glucosa en sangre con sede en Pensilvania, LifeScan, de Johnson & Johnson. La firma también adquirió el negocio de alquiler vacacional europeo de Wyndham por 1.300 mil millones.

La estabilidad de los acuerdos entre Unión Europea (UE) y Mauritania permiten inversiones en este mercado donde las posibilidades de capturas de la flota para España, primer país beneficiado, y ofrece permisos para 68 barcos de Andalucía, Canarias, Galicia y el País Vasco y asegura la continuidad de la flota española en aguas mauritana hasta 2026

El acuerdo con Mauritania es el más importante para la UE en materia pesquera y todavía debe ser ratificado por ambas partes, pero se aplicará de forma provisional a partir del 15 de noviembre, fecha en la que acaba la prórroga del protocolo actual. En contrapartida, prevé una contribución financiera de la UE a Mauritania por valor de 62 millones de euros para los dos primeros años, y una revisión a partir de la tercera campaña para ajustarlo a las posibilidades de capturas utilizadas durante las temporadas precedentes.

Los cánones que abonarán los armadores se incrementan en un promedio del 5 %, con ajustes para reflejar el precio de los mercados para las diferentes especies. Por categorías, el nuevo acuerdo ofrece posibilidades pesqueras para 5.000 toneladas anuales por parte de los marisqueros, y hasta 25 licencias simultáneas en esta modalidad, que utilizará íntegramente la flota española de Huelva.

Los buques de merluza en fresco tendrán posibilidades pesqueras para un volumen de 6.000 toneladas y cuatro arrastreros gallegos; se eliminan las licencias para palangre de fondo no utilizadas en el convenio anterior y también estará permitida la retención de pota, crustáceos y de aceite de hígado. Para arrastreros congeladores, las posibilidades serán de 3.500 toneladas de merluza, 1.450 toneladas de calamar y 600 toneladas de sepia, con 6 licencias, todas ellas para embarcaciones con puerto base en Canarias.

Para especies demersales distintas a la merluza negra, habrá unas posibilidades de captura de 3.000 toneladas y esta categoría será la única en la que no sube el canon, quedando en 105 euros por tonelada; se beneficiarán seis buques palangreros gallegos que extraen palometa negra en fresco. Los atuneros cerqueros congeladores mantienen un tonelaje de referencia de 12.500 toneladas, con incrementos de canon progresivos de 70 euros actuales a 80 euros por tonelada; esta categoría atañe a 10 buques congeladores vascos y 2 gallegos.

El acuerdo ofrece posibilidades de pesca a 15 unidades de atuneros cañeros y de palangre de superficie, con un tonelaje de referencia de 7.500 toneladas; de ellos 14 son españoles (7 vascos y el resto gallegos y andaluces). Para la flota pelágica arrastrera congeladora (sardina, caballa o jurel), el acuerdo permite la captura de 225.000 toneladas de referencia y beneficia sobre todo a buques del norte de la UE, mientras que España aprovechará una licencia gracias a una cesión temporal de Polonia y pedirá, además, la asignación de posibilidades que tenía el Reino Unido antes del Brexit.


Últimos artículos

Contenido relacionado