Ibarra, el único que da buenas noticias a Torres tras 2 años al frente de Canarias

Desde que en verano de 2019 el presidente de Canarias y vecino de El Zumacal (Valleseco), Ángel Víctor Torres, las dos únicas cosas de las que ha podido alegrarse realmente son: el sí de su novia a casarse por lo civil el 26 de noviembre de 2019 y atender las pocas llamadas del presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, desde otoño de ese año. El sistema económico roto de Canarias solamente se mantiene por la brujería financiera de Román Rodríguez. Si no es por Madrid, Torres debería suspender pagos. La intervención masiva solamente tiene en el puerto de Las Palmas un espacio donde se genera economía real.

Jugando a no darse importancia, Ibarra, que no restringe la actividad económica, ya tiene amarrados en el puerto de Las Palmas compromisos de inversión a corto plazo superior a los 1.200 millones de euros desde que entró en septiembre de 2019. Esperemos que esta crónica no implique que Torres se lleve a Ibarra al Gobierno de Canarias. Ya ha dicho Casimiro Curbelo que Torres debería aumentar el perfil profesional del cuerpo de asesores que tiene de repetir mandato en 2023. Para que se hagan una idea Torres tiene entre sus asesores a un fisioterapeuta.

Ibarra decide, Torres debate

La Autoridad Portuaria de Las Palmas además de ser un motor de liquidez para Puertos del Estado es la única terminal política que tiene el PSOE en Canarias que genera buenas noticias a Torres. Cada llamada de Ibarra a Torres no es para hundirle un poco más como el 99% de las ocasiones sino para anunciarle algo que viene en camino: inversión y empleo. La muerte del turismo de todo incluido está generando un aumento del peso del sector portuario en las islas Canarias, cosa que no se veía desde 1958.

De las buenas noticias de Ibarra depende en gran medida que Augusto Hidalgo sea presidente del Cabildo de Gran Canaria en 2023 y Elena Máñez la primera alcaldesa socialista de la capital grancanaria dado el interés de Hidalgo de contar con Inmaculada Medina para la gestión insular desde la Casa Palacio de Bravo Murillo.

Truco: quitarse importancia

El truco que ha empleado Ibarra es muy sencillo: no salir de los dominios portuarios para no colisionar con el presidente del Cabildo grancanario, Antonio Morales, con el que solamente mantiene reuniones de cortesía. La pandemia del Covid19 ha acelerado las inversiones porque las tribus empresariales tienen que enfrentarse en los consejos de administración a reuniones telemáticas y los anexos apenas hay tiempo de tratarlos. Son un paseo triunfal. Apenas hay líos y bloqueos porque los integrantes del consejo saben que están siendo grabados y eso rompe dobles discursos.

La suerte

La baraka de Ibarra arrancó en 2021 con un anuncio de Oryx de inversiones por más de 35 millones de euros y ha seguido con la salida a concurso de las terminales de cruceros de Las Palmas y que van a generar un negocio a largo plazo de 126 millones de euros. Sumados a los 800 millones de euros de Equinor en Gran Canaria o los 65 millones de Nueva Pescanova además del refuerzo de Opcsa (Mediterranean Shipping Company), el puerto de Las Palmas es un hervidero de inversión mientras el turismo sigue hundido y las empresas industriales vinculadas al sector servicios como JSP van cerrando.

Inversión

En el negocio industrial, el puerto de Las Palmas sigue reordenando su estructura para aumentar la oferta de bunkering, el aumento de contenedores en Opcsa dan tiempo a Ibarra patra transferir a Puertos del Estado 17 millones de euros para que, entre otras cosas, financiar puertos deficitarios en un ejemplo de solidaridad que nadie reconoce en la Península. Y ojo porque en 2019 esa cifra fue de 43 millones de euros.

Entre lo que se espera se encuentra que Protisa ultima la fabricación en Las Palmas de material sanitario para África y Latam, Frisu busca aumentar la descarga de pesca fresca en Las Palmas con la creación de una fábrica de hielo, el taller de megayates de Rodritol, el arranque de Tibanna Biometano en Arinaga para planta de biodigestión y producción de fertilizante orgánico líquido y la recuperación de la Fundación Puertos de Las Palmas para cohesionar los puertos de Las Palmas con sus entornos urbanos y la formación.