spot_img

Hoffmann (UNCTAD): «las empresas del puerto de Las Palmas afrontarán un futuro complejo»




El experto de UNCTAD, Jan Hoffmann, expresó este martes su confianza en que las empresas del puerto de Las Palmas afronten mejores retos a medida que el mercados del transporte internacional se corrija y estabilice. En un foro de la Cátedra Pormar de la ULPGC, con la colaboración de Femepa y el Clúster Marítimo de Canarias, donde se hizo un encuentro con expertos, afirmó que en los fletes en el transporte marítimo internacional seguirá existiendo tensiones.

Hay que tener en Maersk Line, Mediterranean Shipping Company (MSC) y CMA CGM, tienen el 35 por ciento del mercado mundial. MSC es la dueña de Opcsa vía TIL. Cuando un país tiene menos de cuatro proveedores, corre el riesgo de verse exprimido porque hay menos presión sobre los transportistas para competir recortando costos, dijo.

Hoffmann apuntó que las fusiones marítimas están dejando a un número creciente de países atendidos por muy pocos proveedores para garantizar un mercado competitivo y que a nivel mundial, ahora hay un promedio de 15,7 empresas que ofrecen servicios regulares de transporte de contenedores a cada país, un número que ha disminuido constantemente desde 22,1 en 2004.

«No veo ninguna razón por la que esta tendencia no continúe», dijo Jan Hoffmann. Las tres firmas más grandes, según el informe. A principios de este año, las 20 principales empresas controlaban el 83 por ciento de la capacidad de transporte de contenedores a nivel mundial, y todos sus nuevos pedidos eran para buques más grandes. «El tamaño medio de los buques por país seguirá creciendo, por lo que esperamos que haya menos empresas en los mercados individuales, y este es un desafío cada vez mayor para los jugadores más pequeños», dijo Hoffmann.

«Se está volviendo más desafiante para los jugadores más pequeños. Para los grandes – China, Europa – si todavía tienes 20 países compitiendo o 15, no importa, todavía tienes una opción. Pero cuando baja de tres a dos , o de dos a uno, entonces tienes una situación crítica», dijo. No había un «gobierno de los mares» con poderes para proteger a los pequeños estados contra tales monopolios, y era un problema difícil de resolver, dijo.

Pero los pequeños estados insulares, muchos de los cuales se ven en riesgo por el calentamiento global y el aumento del nivel del mar, podrían presionar por estándares ambientales más estrictos, lo que obligaría a desguazar muchos barcos más antiguos y ayudaría a frenar la presión de los costos que estaba contribuyendo al deterioro. disminución del número de empresas navieras. «Sería bueno para la industria naviera y para el medio ambiente si tuviéramos regulaciones ambientales más estrictas que fomenten el desguace de buques», dijo.


Últimos artículos

Contenido relacionado