Greenalia (si el lobbysta Valbuena no bloquea) tirara de empresas portuarias de Las Palmas

Greenalia ha sellado este viernes un acuerdo con el Clúster Marítimo de Canarias para que las empresas de Zamakona y Astican, en reparaciones navales, participen de forma activa en el desarrollo de sus proyectos de energía eólica marina flotante para las Islas, de los que el denominado ‘Goo’ está en tramitación «muy avanzada» y cerca de emitir declaración de impacto ambiental.

El consejero delegado de Greenalia, Manuel García, y el presidente del Cluster Marítimo de Canarias, Vicente Marrero, han bendecido el acuerdo en el transcurso de una reunión donde han sentado las bases de la cooperación y han visitado las instalaciones de las empresas en la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

Esto será posible si con el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, el previsible José Antonio Valbuena, deja que las inversiones mantengan su ritmo en Canarias y no las frene en favor de operadores pirenaicos catalanofalangistas radicados en Tenerife y que quieren monopolizar la producción de eólica e hidrógeno en Canarias como en su día el negocio de la gasolina.

En Canarias es costumbre que los dirigentes tinerfeños de diferente pelaje al mismo tiempo que regulan se hacen lobby, como ha ocurrido con RIU en La Oliva, en Fuerteventura, donde al mismo tiempo que las autoridades frenan por otro lado piden competencia en Costas.

Valbuena (de la rama rural del PSOE de Tenerife) se ha dedicado en los últimos meses de su mandato a paralizar las operaciones eólicas que no le interesan generando malestar entre los inversores. Entre las últimas ocurrencias es hacer creer que la eólica es un producto financiero como el Solantes de Fuerteventura o la eólica de Naturgy en Tenerife.

Ya Grenalia tuvo que ir a hacer en rendibú a Valbuena para decirle que los Planes de Ordenación de Espacio Marino (POEM), que está ultimando la Administración central, deben posicionar a Canarias como uno de los espacios de referencia y de mayor recurso del país y le pidió avanzar en el procedimiento de los parques en tramitación como es el caso de ‘Goo’, de 50 MW, que se situará al sureste de la isla de Gran Canaria, en San Bartolomé de Tirajana.

Se trata, remarcó Antonio García de un área considerada entre las de mejor recurso eólico marino de Europa, por lo que la consideran «la plataforma ideal para el despliegue en España de esta tecnología».

Cada instalación de las cinco proyectadas –Goo, Dunas, Mojo, Cardón y Guanche- por Greenalia para Canarias constará de cuatro aerogeneradores marinos de 12,5 MW de potencia unitaria, dispuestos sobre cimentaciones otantes ancladas al fondo marino a profundidades de entre 61 y 92 metros.

Todas ellos están proyectados en Gran Canaria y se conectarán a la Red de Transporte mediante el uso de cables submarinos y subterráneos que evacuarán la energía generada por cada uno de los parques eólicos de manera completamente independiente. Estos parques eólicos podrán abastecer a una población cercana a los 350.000 hogares, a través
de un sistema productivo que evitará la emisión de alrededor de 700.000 toneladas de CO2 al año. Greenalia pretende generar «un importante número de empleos directos e indirectos, tanto por la construcción como por la posibilidad de contar con proveedores de la comunidad». Por último, desde Greenalia confían en que estos 250 MW en desarrollo puedan suponer un «hito clave y esencial para el avance del sector eólico flotante a nivel mundial y una oportunidad histórica para España de liderar el sector energético».