spot_img

Gobierno del PSOE de Canarias: ayahuasca y lobos solitarios de CC




En 2018 el que fuese consejero de Industria de Canarias, Pedro Ortega (CC), anunció un plan de Equinor en Las Palmas para lanzar en el sureste el mayor campo eólico flotante del mundo, 200 megavatios destinados a generación y otros 100 reservados para ensayo de nuevas tecnologías que podría entrar en servicio en 2025. “Estamos hablando en serio. Esto no es un sueño. Es real. Empieza a ser tangible», decía. ¿En serio? Llegamos a 2021 y encontramos, como ha adelantado Puertos928, que una Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, ahora con un titular bajo las órdenes del PSOE y con anterioridad con CC, se establece por su cuenta y manda una serie de alegaciones que podrían formar parte del contenido salido de una sesión de ayahuasca que pueden frenar 3.000 empleos y 800 millones de inversión. En términos claros, cuando se opone a este proyecto la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias se opone el PSOE aunque se venga camuflado de informe técnico porque, para eso, hay un director general.

Inconsciente por la cosmovisión amazónica que le trasladan los asesores, rodeado de gente muy poco preparada que negociaría con CC mantenerse en sus puestos de confianza, el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres y Blas Trujillo (Blastru), un portuario, deberían tomar nota y liquidar a los lobos solitarios que tiene en sus departamento frenando el crecimiento del puerto de Las Palmas. Ya unos técnicos incontrolados del PSOE en Medio Ambiente (PSOE) bloquearon un plan de Astican de 35 millones de euros en 2020. Las alegaciones contra Equinor y Astican demuestran que los lobos solitarios de CC, el mismo bunker que echó a Jerónimo Saavedra del poder para soportar 26 años de régimen insularista, tiene contaminado todo el Gobierno regional en cargos con poder de firma en el BOC y asesorando en funciones directivas. El que se presumía como jacobino Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, debería saber que en las sesiones de ayahuasca la bebida alucinógena, el brebaje que se ofrece a los asistentes, se llama “soga de los muertos”.


Últimos artículos

Contenido relacionado