Fundación Puertos Las Palmas: Luz verde a Ibarra para auditar las compras chusqueras del PP

Llegar hasta el fondo del caldero. El presidente de la Fundación Puertos Las Palmas, Luis Ibarra, comienza desde este mes de abril con las manos libres para actuar como justiciero y adoptar todas las medidas que se encuentren a su alcance para recuperar el prestigio de la entidad socio cultural. Este viernes la asamblea general ha decidido apoyar que el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas haga majo y limpio tras informar Puertos928 de las contrataciones duplicadas en la época del PP. La Asamblea de Patronos de la Fundación Puertos de Las Palmas aprobó en 2020 un presupuesto de 600.000 euros.

Como adelantó Puertos928 el PP empleó una chusquera facturación doble en la compra de servicios y el Ministerio de Hacienda ha iniciado un expediente informativo. Este expediente implicará revisión de contratos pagados a empresas de las que es socia la vicepresidenta de la Fundación Puertos Las Palmas, que forma parte del grupo de sabios que deberá seleccionar nuevo gerente. Y hay que buscar nuevo gerente porque el anterior, Galván Montesdeoca, ha dimitido al conocerse el modus operandi del bunker portuario.

Desde 2013 Puertos del Estado tiene una propuesta de Autoridad Portuaria de Las Palmas de privatizar la entidad; pero ahora las cifras son otras: apenas tiene margen de ingresos con las cifras que proceden de alquiler del inmueble Fundación Puertos de Las Palmas y los derivados del dibujo contable procedente de los fondos Interreg.

Ibarra concentrará ahora todo el poder para limpiar la Fundación Puertos de Las Palmas y cerrarla. Privatizar significa ingresar dinero por una venta y tasar el precio de una institución sin ánimo de lucro con ingresos recurrentes que tienen fecha de caducidad no tendría lógica alguna en la contabilidad de cualquier empresa con sentido común. A todo ello, hay que recordar que Fundación Puertos de Las Palmas es accionista de Megaturbinas Arinaga y un cambio de dueño implicaría la entrada de capital privado por la puerta de atrás en un negocio de I+D+I de Siemens Gamesa.