Finlandia marca el camino para evitar la quiebra portuaria: despedir a todo el personal

Finlandia ha adoptado esta semana la primera medida para evitar la quiebra del puerto de Helsinki: despedir a todo el personal. Se produce la misma semana que los estibadores que integran el personal del Puerto de Las Palmas ha tomado medidas de represalias contra Opcsa (MSC) por tener personal propio para sus operaciones. Como respuesta, cese de atención a un buque de MSC que iba a África occidental.

Los empleados portuarios de Las Palmas, que tienen acuerdos de proyectos financiados por la UE con empresas del sector, intentaron cercar a Mediterranean Shipping Company en pleno proceso de alarma nacional por coronavirus. Ninguna empresa del sector portuario salió en defensa de Opcsa, que es la que permite que el Puerto de Las Palmas esté conectado con el mundo por ser precisamente un operador de transporte marítimo líder en el mar. Precisamente, Opcsa ha pedido un Erte producto del descenso de operaciones por el coronavirus pero ha sido rechazado por Boluda, Luz Market y Gesport.

Finlandia, que cuestiona el papel del gasto político en España para facilitar ayudas a la reconstrucción, ha señalado esta semana el camino: planes de despedir temporalmente a todo su personal por los costes debido a la pandemia de coronavirus y las restricciones de viaje relacionadas. Entre principios de agosto y finales de 2020, el personal del puerto de Helsinki será despedido por 30 días y por un máximo de 30 días a principios de 2021. Además, como parte de la decisión tomada entre el Puerto de Helsinki y sus empleados, la administración del puerto también participará en las medidas de ajuste al renunciar a sus bonos de vacaciones para 2020.

El puerto de Helsinki tiene como objetivo organizar los despidos temporales para que no cause inconvenientes a sus clientes u operaciones. El 13 de mayo de 2020, el puerto informó que sus operaciones de tráfico de carga continuaban fuertes a pesar de que COVID-19 había tenido un fuerte impacto en el tráfico de pasajeros. Durante el primer trimestre del año, el tráfico de carga también se vio afectado por las huelgas de las industrias papelera y forestal. El tráfico total de carga del Grupo del Puerto de Helsinki ascendió a 3,3 millones de toneladas entre enero y marzo de 2020, un 6,5% menos que el año anterior. La carga de contenedores, en particular, cayó un 10% en el primer trimestre, cayendo a 118.000 teu a medida que el tráfico asiático disminuyó y la capacidad disminuyó.