Femete pierde la representación portuaria en Tenerife en favor de Fedeport

La patronal del metal de Tenerife (Femete) perderá el control de la defensa de las empresas portuarias aunque  no facilite salvoconducto a Fedeport para que pueda operar en la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife representando a las empresas de reparaciones navales. Esto permitirá a Fedeport seguir una senda paralela para acceder centros de poder institucional.

La Federación Canaria de Empresas Portuarias (Fedeport) quiere exportar al Puerto de Santa Cruz de Tenerife el modelo de defensa del sector que ya pone en práctica en el Puerto de Las Palmas. La organización celebró en marzo una asamblea en la capital tinerfeña y espera incorporar nuevos miembros de la provincia occidental durante 2021. Muchas de esas empresas proceden de Femete.

Fedeport a efectos legales es una patronal de Santa Cruz de Tenerife con decenas de empresas de gran facturación esa provincia en su estructura. La entrada en la CEOE de Tenerife será la palanca para poder gestionar la representación. Según ha podido saber Puertos928 esto se debe a presiones que Femete ha tenido del mundo de las reparaciones navales, es decir, las famosas «fuentes ajenas a Femete», que diría PuentedeMando.

Lo que hay

Fedeport no ha buscado colisión con nadie pero su papel en Santa Cruz de Tenerife es necesario por la alegría con la que se ataca al presidente de la Austeridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife. Esta primavera hay sindicatos como CC.OO atacando al presidente portuario, Carlos González, y ninguna patronal ha salido en su defensa. Femete ha replicado en Tenerife el modelo de las empresas portuarias de Las Palmas hasta el mundo de crear el Cluster Marítimo del Atlántico Medio en 2019 y del que no se sabe nada desde entonces.

El secretario general de Femete, José González González, dijo en un correo electrónico a Puertos928 que «será mucho mejor que las empresas de Santa Cruz de Tenerife estén presentes en esta asociación y sus órganos de gobierno para defender lo que consideremos y más nos convenga, en lugar de quedarnos fuera y verlas pasar de lejos» aunque agregó que «Fedeport es una asociación que representa los intereses de todas las empresas de Canarias más íntimamente relacionadas con los puertos». Preguntada Femete si podía concretar mejor esa teoría la entidad no quiso aclarar.

En 2019 el diario PuentedeMando informó que Femete se ofreció «para mediar en el conflicto que ha surgido entre la Autoridad Portuaria y el astillero Tenerife Shipyards», empresa a la que ofreció su «máximo apoyo» dado que «la reparación naval genera un impacto económico de cinco euros por cada euro de facturación del astillero».

Los empresarios de construcción naval que se encuentran en Femete a través de Atiren Connavalte y que han mostrado su apoyo a una integración con las de Las Palmas son: Nicolás Quintana Ramos (Taller de Reparaciones de Nicolás Quintana, S.L.), José Luis Bustamante Fernández (Aislamientos Técnicos Canarios, S.L.), y los vocales Miguel Ángel Díaz (E.C.S. Grupo Sobradillo Obras Canarias, S.L.U.) y Manuel Martínez Palmero (Masa Tenerife, S.A.).