¿En qué anda el presidente noruego de CCB Zamakona?

Oyvind Atle Langedal no pierde ojo a las operaciones de su filial en Las Palmas CCB Zamakona. Creada en 2016, la empresa no ha tenido el resultado de operaciones que se esperaba con la recolocación de plataformas offshore en la costa de Marruecos para extraer agua potable de sus costas, idea que el que fuese consejero delegado de CCB AS Kurt Rune Andreassen estuvo barruntando sin resultado. Pero la crisis trae nuevos proyectos: investigar en hidrógeno.

CCB Zamakona no ha tenido el buen comienzo que esperaban los copropietarios noruegos. Sería un asunto de culturas internas o formas de operar dado que la parte nórdica tiene un 40% del capital de la sociedad que llegó a establecer contactos de máximo nivel en Marruecos pero sin resultado al igual que en Senegal. Es la misma empresa nórdica que ha debido iniciar  sacarle partido a lo aprovechable de la fragata noruega construida por Navantia (sin responsabilidad alguna de la empresa estatal de astilleros), Helge Ingstad.

Pero CCB no se está quieta. Enova, la empresa energética del Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega, ha otorgado 7,5 millones de euros a CCB y ZEG Power para el establecimiento de una planta piloto industrial para la producción de hidrógeno neutro en carbono en CCB Energy Park

Ser capaz de producir hidrógeno de forma rentable es una pieza importante para la sociedad de bajas emisiones, donde el hidrógeno puede tener un papel central que desempeñar tanto en la industria como en el transporte. El plan es comenzar la producción de hidrógeno neutro en carbono en 2022.

El proyecto de CCB y ZEG Power es el núcleo de la estrategia de hidrógeno del gobierno, ya que el proyecto apoya la transformación verde y, al mismo tiempo, se basa en la importante experiencia que Noruega ha adquirido en la industria del petróleo y el gas. Noruega quiere asumir un papel de liderazgo a nivel internacional en energía renovable y climáticamente neutra, y este es un gran paso hacia la realización de ese sueño. El hidrógeno brindará grandes oportunidades para Noruega como nación energética.