Hidalgo: el viejoven alcalde que odia a las empresas portuarias de Las Palmas

Hazte amigo de un  cervecero o refresquero para que te bajen el IBI o algo de algo. Las empresas portuarias no contagian y tampoco molestan a vecinos con sus terrazas pero ellas son las que pagan la cama redonda de gasto público que se trae entremanos el PSOE de Augusto Hidalgo en el puerto de Las Palmas. El mismo ayuntamiento que reclama que el puerto de Las Palmas forme parte del desarrollo de la ciudad es el mismo condena a las empresas radicadas en el espacio de la Autoridad Portuaria de Las Palmas al ostracismo fiscal. Ni una palabra de aliento a las empresas del negocio logístico en Las Palmas en un año tan complejo y donde la parálisis de la economía canaria ha sido total.

Desde 2019 los empresarios del puerto de Las Palmas esperan que el ‘viejoven’ ex dirigente comunista de IU haga un hueco en su agenda para tratar cuestiones como: el IBI. El PP anda desconectado también de la demanda de los empresarios y solamente Ciudadanos ha pedido acercar el tipo al 0,6 y así ayudar a las empresas del Puerto a generar inversión y empleo. Otra comunista, la alcaldesa de Barcelona, Inmaculada Colau, aplica un tipo del 0,9 de IBI, Las Palmas capital, el 1,3.

Y es que hace 12 años, la ciudad pasó de aplicar un IBI del 0,6% al 1,3%, teniendo como consecuencia una pérdida de competitividad respecto a otros puertos como Santa Cruz de Tenerife (1,185), Algeciras (1,15), Valencia (1,1) y Barcelona (0,682). Ni con el Covid-19, y el hecho que las cuentas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se encuentren totalmente saneadas, atiende la demanda de único sector económico de Canarias donde hay actividad tras la muerte del turismo barato. margen suficiente para acercarse a tipos racionales como el de Barcelona o el que teníamos en el año 2009 (0,6).

Seguramente que la propuesta del partido naranja acaba en una comisión de estudio. Las empresas consignatarias de Asocelpa demandan la creación de un entorno que restablezca la confianza entre los generadores de empleo más estables que hay actualmente en el archipiélago y el ayuntamiento que les odia. Juan Pérez, el expresidente de Asocelpa ha señalado en un encuentro con Ciudadanos que este impuesto deja que el Consistorio pueda aplicar una tasa de entre el 0,4 y el 1,3%, por lo que «estamos en la más alta mientras en otros puertos está sobre el 0,6 o el 0,7».